Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Las últimas noticias
headline bar
Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research'.

Dos vacas y un ternero en un campo. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Los científicos del ARS han descubierto que la presencia de fragmentos del cromosoma masculino Y en el ADN de algunas vacas podría prevenir el embarazo en esas vacas.


Lea más

El papel del cromosoma Y en la esterilidad de algunas vacas

Por Sandra Avant
21 de abril de 2014

Algunas vacas no pueden quedar embarazadas porque tienen fragmentes del cromosoma masculino Y en su ADN, según los resultados de estudios por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

La eficiencia reproductiva es el rasgo más importante económicamente en la producción de vacas y sus terneros. Cuando una vaca no produce un ternero, el productor no puede tener ganancias, pero todavía tiene que pagar los gastos para pienso, labor y otros costes.

Con la ayuda de productores del ganado vacuno, genetista Tara McDaneld y sus colegas en el Centro Estadounidense Roman L. Hruska de Investigación de Animales para Carne (USMARC por sus siglas en inglés) mantenido por el ARS en Clay Center, Nebraska, examinaron los datos sobre reproducción para casi 6.400 vacas que vienen de manadas en Colorado, la Florida, Nebraska y USMARC. El grupo, que incluyó biólogo molecular John Keele y genetista Larry Kuehn, luego determinó el genotipo de los animales, usando un método económico llamado "juntando el ADN," que combina el ADN de muchos animales en un solo fondo.

Las vacas típicamente heredan un cromosoma X de cada padre (XX), pero los machos heredan un X y un Y (XY). En el estudio, los científicos probaron solamente las vacas. Los investigadores descubrieron fragmentos del cromosoma masculino Y solamente en el fondo del ADN de las vacas no embarazadas. Todos los resultados deberían haber sido XX entre las vacas, según McDaneld.

Para verificar sus hallazgos, los científicos usaron otra prueba llamada la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), la cual es un método económico y eficaz de identificar fragmentos del cromosoma Y. Entre los animales que tuvieron un nivel bajo de eficiencia reproductiva, el estudio con la PCR demostró que el 25 por ciento de los animales en el grupo de la Florida, y el 20 por ciento del grupo de USMARC, tuvieron por lo menos un marcador genético significativo del cromosoma Y. Ningunos de los animales altamente reproductores tuvieron estos marcadores. Esto indica que algunas de las vacas no quedaron embarazadas porque tuvieron segmentos del cromosoma Y.

Los científicos del USMARC son los primeros en identificar la presencia de los marcadores genéticos para el cromosoma Y en las vacas que tienen una capacidad reproductiva reducida.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de abril del 2014.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés), y esta investigación apoya la prioridad del USDA de promover la seguridad alimentaria internacional.


Última Modificación: 4/21/2014