Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Ácido biliar para evitar una enfermedad del hígado en los bebés prematuros / 13 de junio de 2013 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA
Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research'.

Dos cerditos recién nacidos. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En estudios utilizando algunos cerditos recién nacidos como un modelo para los bebés humanos prematuros, científicos del ARS han descubierto que cantidades pequeñas de un ácido biliar podrían ayudar a los bebés a evitar una enfermedad grave del hígado.


Lea más

Ácido biliar para evitar una enfermedad del hígado en los bebés prematuros

Por Marcia Wood
13 de junio de 2013

Dosis pequeñas del ácido biliar pueden ayudar a evitar una enfermedad del hígado en los bebés prematuros, según fisiólogo Douglas G. Burrin y sus colegas en el Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

En un estudio preliminar con cerditos recién nacidos como el modelo animal, Burrin y sus colegas demostraron que el ácido biliar CDCA (ácido cenodeoxicólico) ayudó a combatir la afectación hepática relacionada con la nutrición parenteral (PNALD por sus siglas en inglés), la cual es una enfermedad que algunas veces ocurre cuando los bebés prematuros se nutren exclusivamente con la alimentación intravenosa.

Conocida como la nutrición parenteral total (NPT), este proceso puede salvar la vida de los bebés prematuros, pero si se continua por más de dos semanas, NPT puede llevar a complicaciones tales como PNALD.

No hay una cura bien establecida y basada en ciencia para PNALD. En los casos graves, PNALD puede llevar a la falla hepática y puede hacer necesario un transplante del hígado.

En estudios en curso con el propósito de prevenir o minimizar el impacto de PNALD o otros efectos secundarios de NPT, Burrin y sus colegas demostraron que dar dosis pequeñas de CDCA tres veces diariamente ayudó a combatir PNALD en los cerditos alimentados con NPT. El grupo basó sus conclusiones en medidas de tres biomarcadores claves: bilirrubina en suero, ácidos biliares en suero, y triglicéridos hepáticos.

Con resultados publicados en 'American Journal of Physiology—Gastrointestinal and Liver Physiology' (Revista Americana de Fisiología–la Fisiología Gastrointestinal y Hepática) en el 2012, este estudio demostró por primera vez que el uso de CDCA, cuando introducido directamente en la parte superior del tracto digestivo, puede controlar PNALD en un animal recién nacido.

Los investigadores usaron los cerditos porque el tracto digestivo del cerdito es muy semejante al tracto gastrointestinal de los seres humanos. Además, el tamaño y la composición del cuerpo del cerdito–es decir, las cantidades de grasa y músculo–en un cerdito recién nacido es muy semejante al cuerpo de un bebé prematuro.

Burrin trabaja en el Centro de Nutrición de Niños en Houston, Texas. Él colaboró en este estudio con otros investigadores en el centro incluyendo David D. Moore and Barbara Stoll; Ajay Kumar Jain, previamente con el centro; y Jens J. Holst de la Universidad de Copenhague en Dinamarca.

El centro es mantenido conjuntamente por el ARS, el Colegio Baylor de Medicina, y la Hospital de Niños de Texas. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA), y esta investigación apoya la prioridad del USDA de mejorar la salud y la nutrición de niños.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de mayo/junio.

Última Modificación: 6/12/2013
Footer Content Back to Top of Page