Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

La inflamación cerebral y el extracto de arándano / 21 de agosto 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Arándanos
Arándanos


Lea más

La inflamación cerebral y el extracto de arándano

Por Rosalie Marion Bliss
21 de agosto 2007

Un sistema inmunitario anormal puede confundir el tejido corporal con un invasor extranjero y atacarlo, causando inflamación. Investigadores están aprendiendo cómo una dinámica similar ocurre en el cerebro.

Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) han descubierto que los extractos del arándano ayudan a suprimir la inflamación producida cuando las células inmunitarias del cerebro responden a tensión oxidativa, basado en un estudio de cultivos de células.

El autor principal, biólogo molecular Francis Lau, y neurocientífico James Joseph realizaron el estudio en el Centro Jean Mayer de Investigación de Nutrición Humana sobre Envejecimiento (HNRCA por sus siglas en inglés) mantenido por el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) en Boston, Massachussetts. Joseph es líder del Laboratorio de Neurociencia del HNRCA. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del USDA. El estudio fue publicado en 'Journal of Neuroscience Research' (Revista de Investigación de Neurociencia).

Se piensa que la inflamación es estimulada por la activación excesiva de las células inmunitarias del cerebro llamadas microglias. Cuando las microglias tratan a proteger y arreglar el tejido herido del cerebro, ellas producen y mandan señales químicas de tensión — algunas de las cuales son llamadas citocinas — a otras células. Estas señales comienzan una cascada de reacciones, incluyendo la activación de genes que expresan proteínas y otras sustancias químicas de tensión para ayudar a quitar escombros celulares.

La activación excesiva de las microglias puede llegar a ser crónica, por ejemplo, en reacción a una acumulación de placa en el cerebro. Se piensa que esta acumulación puede estimular la inflamación.

Lau usó una línea de células de microglias de roedor como un modelo para estudiar la toxina inducida por la activación de las microglias. Él expuso grupos de aquellas células de prueba a varios niveles de extractos de arándano. Entonces él probó las células con tensión oxidativa expondiéndolas a la toxina que estimula la secreción de químicas inflamatorias.

La neuroinflamación ha sido relacionada con la expresión de genes que producen, entre otros, dos enzimas inflamatorios, llamados iNOS y COX-2, y dos citocinas, llamados IL-1β y TNF-α. ILau usó un método de detección para encontrar y medir la expresión de los genes que produjeron iNOS y COX-2 en los cultivos de células con tensión inducida. Él descubrió que el tratamiento con arándano significativamente redujo esa expresión genética.

El extracto de arándano también significativamente disminuyó la secreción de los dos citocinas inflamatorias. Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de agosto.

Última Modificación: 8/21/2007
Footer Content Back to Top of Page