Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Animales sanos 50

Título: 'Animales sanos': Enlace a la portada

Número 50, julio 2012
Sobre este boletín

Un cerdo sano apoya su hocico en el lomo de otro cerdo.

Resúmenes de investigaciones

Combatiendo las bacterias.
Científicos del ARS están desarrollando antimicrobianos que matan a las bacterias patogénicas atacando las paredes celulares de las bacterias.

Nueva técnica para detectar los virus en los pollos. Una nueva herramienta poderosa llamada la metagenómica está siendo usada para descubrir muchos virus, incluyendo algunos no previamente conocidos, en los pollos.

Usando la luz para detectar los virus. Científicos del ARS están usando una nueva tecnología llamada la dispersión Raman aumentada por superficie para identificar los virus que pueden causar la fiebre del Nilo Occidental y la fiebre del Valle del Rift.

Menos pérdidas de abejas de miel durante el invierno. Una encuesta reciente reveló una reducción significativa en las pérdidas totales de las colonias manejadas de abejas de miel durante el invierno, comparada con las pérdidas durante los últimos cinco años.

Nuevas alternativas al uso de antibióticos para proteger la salud de los animales

Cuando una infección bacteriana amenaza nuestra salud, el sistema inmunitario actúa para combatir el problema. Pero algunas veces la infección es demasiado poderosa y se necesita la ayuda de antibióticos para vencer la enfermedad. El mismo ocurre con los animales.

Los antibióticos han sido usados por muchos años para combatir microorganismos peligrosos tales como bacterias, mohos y parásitos. Los antibióticos son imprescindibles para proteger la salud de los humanos y los animales, y continúan a salvar la vida además de aumentar la productividad y eficacia de los animales.

Pero hay preocupaciones crecientes sobre la capacidad de algunas cepas de bacterias de desarrollar resistencia a los antibióticos. Por consiguiente, científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y otros investigadores están desarrollando nuevas tecnologías como alternativas al uso de antibióticos para ayudar a mejorar la producción de animales y proteger la salud de animales y la seguridad alimentaria.

Combatiendo las bacterias alimentarias con compuestos orgánicos

Una alternativa al uso de antibióticos es una invención patentada que utiliza ciertos compuestos orgánicos para combatir los patógenos alimentarios que viven en los intestinos de animales. Microbiólogo Robin Anderson y sus colegas en la Unidad de Investigación de la Seguridad de Alimento y Pienso mantenida por el ARS en College Station, Texas, desarrollaron la nueva tecnología. Ellos demostraron que los compuestos nitro o clorato (sodio) fueron exitosos en reducir y matar patógenos alimentarios tales como Escherichia coli O157:H7 y Salmonella. Los compuestos nitro son sustancias orgánicas que contienen uno o más grupos de nitros, los cuales contienen tres átomos—uno de nitrógeno y dos de oxígeno—que funcionan juntos.

Los investigadores demostraron que agregar un compuesto clorato al agua o al pienso fue altamente eficaz en reducir E. coli en el ganado bovino y Salmonella en los pavos y las aves de corral. Sin embargo, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) no ha aprobado el uso de clorato en los animales producidos para carne. Salmonella causa más de 1,3 millones de casos de enfermedades alimentarias cada año, con un costo de 2,4 miles de millones de dólares.

En los estudios, la combinación de los compuestos clorato y nitrato fue el tratamiento más eficaz, dice Anderson.

"Un aspecto interesante de la tecnología de usar el compuesto nitro es que el compuesto también mata las bacterias que producen el metano y que viven en los intestinos del ganado bovino y el ganado ovino", dice Anderson. "Esto significa que el tratamiento tiene el potencial de no sólo reducir los costos de producción, sino también de reducir la emisión de un importante gas del efecto invernadero a la atmósfera".

La tecnología también podría ofrecer una alternativa al uso de ciertos antibióticos que actualmente se usan comúnmente para combatir las infecciones que causan la diarrea en los animales jóvenes, según Anderson.

Tratamientos alternativos para los pollos

El desarrollo de tecnologías que se pueden usar en la producción del pollo sin depender del uso de medicamentos es un objetivo de las investigaciones de científicos en el Centro Henry A. Wallace de Investigación Agrícola (BARC por sus siglas en inglés) mantenido por ARS en Beltsville, Maryland.

Bióloga molecular Hyun Lillehoj ha formado asociaciones con el sector del pollo, investigadores universitarios, científicos internacionales y sus colegas en el Laboratorio de Enfermedades Animales Parasitarias en BARC. Estas investigaciones han llevado al desarrollo de tecnologías eficaces que ayudan a controlar las enfermedades de los pollos.

Los pollos.
Estudios han mostrado que los suplementos dietéticos, los probióticos y los fitonutrientes pueden ayudar a combatir algunas enfermedades de los pollos.

Las investigaciones dirigidas por Lillehoj incluyen estudios de los efectos de fitoquímicos derivados del alazor, la ciruela, los pimientos, la canela, el té verde y otras plantas en aumentar el sistema inmunitario de los pollos. Los científicos también han estudiado los efectos beneficiosos de los probióticos, los cuales son bacterias vivas y no patogénicas que promueven la salud y el equilibrio de la población microbiana del tracto gastrointestinal.

Además, Lillehoj estudia la capacidad de moléculas del sistema inmunitario innato del huésped y marcadores genéticos para ayudar a combatir enfermedades parasitarias tales como la coccidiosis, la cual causa pérdidas anuales de más de 600 millones de dólares en EE.UU. y 3,2 miles de millones de dólares mundialmente.

"Hemos identificado varios marcadores genéticos del pollo que influyen en enfermedades parasitarias tales como la coccidiosis", dice Lillehoj. "Esperamos identificar marcadores genéticos que facilitarán la selección y la crianza de pollos que tienen un nivel aumentado de resistencia a enfermedades".

Los científicos están estudiando las moléculas del sistema inmunitario innato del huésped—producidas por los pollos durante una infección—que tienen actividad antimicrobiana. Estas moléculas pueden matar a los patógenos, mejorar la respuesta inmunitaria del huésped, y promover el crecimiento de bacterias beneficiosas en los intestinos del pollo.

Lillehoj y sus colegas han identificado una de estas moléculas de inmunidad, conocida como NK lisina.

"Las proteínas de NK lisina son producidas por linfocitos del huésped. Esta producción es activada por los parásitos durante la infección con la coccidiosis en los intestinos", dice Lillehoj. "Desarrollamos proteínas recombinantes de NK lisina y demostramos por primera vez que esta proteína recombinante no sólo mata los parasitos Neospora, los cuales infectan a los humanos, y Crytosporidia, los cuales infectan a los animales, sino también tienen bioactividad contra las células transformadas por el virus de la leucosis aviar".

Una dosis de vitamina D para combatir la mastitis

Biólogo molecular colecta muestras de leche para realizar pruebas.
Biólogo molecular John Lippolis en Ames, Iowa, colecta muestras de leche para realizar pruebas de la eficacia de la vitamina D en reducir la severidad de la mastitis en las vacas lecheras.

Los investigadores del ARS están estudiando un nuevo tratamiento para combatir la mastitis, la cual es la enfermedad más común y más costosa en las vacas lecheras. Ellos dicen que un remedio natural—la vitamina D—puede impedir la mastitis y reducir su severidad en los animales.

La mastitis, la cual afecta la glándula mamaria—la ubre—de las vacas lecheras, causa pérdidas estimadas de 2 miles de millones de dólares cada año en EE.UU. Esta enfermedad puede llevar a una reducción en la cantidad y la calidad de la leche. En algunos casos, se tienen que eliminar las vacas infectadas de la manada.

Científicos del Centro Nacional de Enfermedades Animales mantenido por el ARS en Ames, Iowa, han examinado el papel de la vitamina D en cambiar la respuesta del sistema inmunitario de la vaca al patógeno Streptococcus uberis, el cual puede causar la mastitis.

"Los resultados de investigaciones indican que se necesitan niveles precisos de la vitamina D en la corriente sanguínea para prevenir afecciones tales como el raquitismo o el ablandamiento de los huesos", dice biólogo molecular John Lippolis, quien trabaja en la Unidad de Inmunología y Enfermedades de Rumiantes en el centro. "Se necesitan niveles más altos de la vitamina para tener el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Por lo general, no hay mucho de esta vitamina en la leche".

Lippolis y sus colegas usaron una forma de la vitamina D llamada la prehormona 25-hidroxivitamina D que se puede encontrar en la sangre de los animales, pero no en la leche. En los estudios, los animales tratados con la vitamina D tuvieron una reducción significativa en los números de bacterias y menos síntomas clínicos de infección grave, comparados con las vacas que no recibieron ningún tratamiento. En la fase temprana de la infección, mientras la vitamina D redujo los números de bacterias, la producción de leche fue más alta en los animales tratados.

Los científicos también estudiaron la albúmina de suero bovino (BSA por sus siglas en inglés) en la leche, y el conteo de células somáticas, las cuales son células inmunitarias que entran en la glándula mamaria para combatir la mastitis.

"BSA es una proteína que sirve como un marcador en la leche para indicar el nivel de infección", dice Lippolis. "La barrera entre la leche y la sangre puede degradar un poco, y esta degradación indica la severidad de la enfermedad".

¡Haz clic aquí para suscribirse a nuestro boletín gratis!

Los resultados demostraron que la vitamina D afecta el sistema inmunitario y sugieren que esta vitamina podría reducir la necesidad de usar los antibióticos para tratar la mastitis. Lippolis dice que la vitamina D también tiene el potencial de combatir otras enfermedades bacterianas y virales, tales como infecciones del tracto respiratorio.

Para obtener más información sobre las investigaciones del ARS sobre las enfermedades animales, póngase en contacto con Cyril Gay y Eileen Thacker, líderes del Programa Nacional Número 103 del ARS, "Salud de Animales." Para obtener información sobre las investigaciones del ARS relacionadas con la seguridad alimentaria, póngase en contacto con Mary Torrence, líder del Programa Nacional Número 108, Seguridad de Productos de Animales y Plantas.

Sobre el boletín

Sobre las investigaciones en la salud de animales

Archivo de Animales sanos

Última Modificación: 7/16/2012