Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El lugar de vitamina K en un estilo de vida saludable / agosto de 2007 / La revista de Investigación Agrícola

Archivo   |   English    

Dos nutricionistas realizan una exploración de DXA en un voluntario. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Las nutricionistas Kyla Shea (izquierda) y Sarah Booth realizan una exploración de DXA en un voluntario para medir la densidad de minerales óseos como parte de un estudio del suplemento vitamina K.

El lugar de vitamina K en un estilo de vida saludable

En este tiempo, la meta para el consumo promedio diario de la vitamina K es 90 microgramos para las mujeres y 120 microgramos para los hombres. Pero solamente 27 por ciento de la gente estadounidense consumen esa cantidad, según un análisis de una encuesta del consumo de alimentos por el Centro de Investigaciones de Salud Humana (BHNRC por sus siglas en inglés) en Beltsville, Maryland. BHNRC es mantenido por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

Para proveer los datos para ese análisis, los investigadores del Laboratorio de Vitamina K, financiado por ARS, determinaron las cantidades de tres tipos mayores de vitamina K en cientos de alimentos. El laboratorio es parte del Centro Jean Mayer de Investigación de Nutrición Humana sobre el Envejecimiento, mantenido por USDA en la Universidad de Tufts en Boston, Mass.

Estos datos están disponibles en el sitio web del Laboratorio de Datos de Nutrientes del BHNRC por medio de una colaboración que es parte del Programa Nacional de Análisis de Alimentos y Nutrientes. El programa es descrito en página 6 de este número de la revista 'Agricultural Research'.

Sarah Booth, la directora del Laboratorio de Vitamina K, y sus colegas también están usando nuevos métodos para evaluar las concentraciones de vitamina K en el plasma sanguíneo—y las conexiones entre los niveles de la vitamina y la frecuencia de enfermedades crónicas. Por ejemplo, ellos han reportado que los niveles sanguíneos más altos de filoquinona—la forma principal de la vitamina K—están asociados con un riesgo más bajo de osteoartritis (OA) en las manos y rodillas. OA involucra la descomposición del cartílago y los huesos que causan el dolor y entumecimiento.

"Este estudio es particularmente importante porque el consumo dietético bajo de vitamina K es asociado con la pérdida de hueso en los ancianos", dice Booth. El estudio fue publicado en el número de la revista 'Arthritis and Rheumatism' (Artritis y Reumatismo) de abril 2006.

La vitamina K también es esencial para la coagulación de la sangre y el crecimiento celular. Otras investigaciones por Booth y sus colegas suscitan nuevas preguntas sobre el papel de un consumo insuficiente de vitamina K y la progresión de la calcificación de las arterias, o endurecimiento de las arterias.

Las proteínas nuevamente descubiertas que son dependientes de la vitamina K, tales como la proteína de la matriz gla, o MPG, están proveyendo pistas a los mecanismos que afectan estas asociaciones. MPG requiere la vitamina K para funcionar. Es una proteína de ligar que ha sido demostrado tener un papel clave en inhibir la calcificación en cartílago y en los vasos arteriales.

"El consumo de vitamina K puede ser un marcador de una dieta saludable porque se encuentra primariamente en los vegetales verdes frondosos y en ciertos aceites de planta", dice Booth. "Esto podría explicar las conexiones entre el consumo bajo de vitamina K y el riesgo de la enfermedad cardíaca".

Los investigadores recientemente completaron un estudio de tres años en el cual la dieta de 452 hombres y mujeres, quienes tienen de 60 a 80 años, fue complementada con niveles suficientes de vitamina K o con un placebo. Los datos están siendo analizados para determinar si hubo cambios en la densidad de hueso o en la calcificación vascular relacionada con la edad en los participantes que recibieron la vitamina K.—Por Rosalie Marion Bliss, ARS.


La versión en inglés de "El lugar de vitamina K en un estilo de vida saludable" ("Vitamin K's Place in a Healthy Lifestyle") fue publicada en la revista 'Agricultural Research' de agosto 2007.

Última Modificación: 7/31/2007
Footer Content Back to Top of Page