Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Nueva prueba para detectar rápidamente las toxinas que causan el botulismo / 7 de febrero de 2014 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA
Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research'.

Un aparato de flujo lateral con una tira de prueba que puede identificar en menos de 20 minutos las toxinas que causan el botulismo. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS han desarrollado una tira de prueba que puede ser utilizada en el campo y que tiene la capacidad de identificar en menos de 20 minutos las toxinas que causan el botulismo.


Lea más

Nueva prueba para detectar rápidamente las toxinas que causan el botulismo

Por Marcia Wood
7 de febrero de 2014

El botulismo es una enfermedad algunas veces mortal que es comúnmente asociada con problemas en la conservación o el almacenamiento de alimentos en el hogar. Pero según biólogo molecular Robert M. Hnasko con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), el botulismo también es una preocupación de la seguridad nacional porque los bioterroristas podrían usar las toxinas naturales que causan la botulismo para aposta contaminar alimentos y bebidas.

Las toxinas se llaman "neurotoxinas" porque ellas causan efectos adversos en los nervios. Estas toxinas son causadas por una bacteria común llamada Clostridium botulinum, la cual vive en el suelo, y otras bacterias estrechamente relacionadas.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés).

Hnasko y sus colegas han desarrollado una tira de prueba que podría darles a los oficiales de la seguridad nacional y la salud pública una herramienta poderosa para utilizar contra las toxinas. Esta tira de prueba puede proveer resultados en menos de 20 minutos. Esto significa que la nueva tira de prueba sienta bien para pruebas rápidas y preliminares en caso de una amenaza bioterrorista, un brote del botulismo cuando no había ninguna identificación del alimento que causó el brote, o durante otras emergencias.

La tira queda bien dentro de un recipiente (llamado un aparato de flujo lateral) semejante a los recipientes usados en una prueba de embarazo. Se necesita solamente una poca cantidad de la muestra preparada, y los resultados son fáciles de ver y entender.

La tira contiene proteínas llamadas anticuerpos monoclonales, las cuales son creadas en un laboratorio. Estas proteínas se pegan exclusivamente a las toxinas de botulismo de tipo A o tipo B (serotipos). Estos dos serotipos son responsables de más del 80 por ciento de todos los casos de botulismo asociados con alimentos en EE.UU. Biólogo Larry Stanker con el ARS dirigió los experimentos que llevaron al desarrollo de los anticuerpos.

Usar los anticuerpos monoclonales en un aparato de flujo lateral para detectar las toxinas de botulismo no es una nueva idea. Sin embargo, la prueba desarrollada por Hnasko y sus colegas y descrita en un artículo en 'Journal of Immunological Methods' (Revista de Métodos Inmunológicos) en el 2012 es probablemente el primero en simultáneamente detectar y distinguir entre los dos serotipos.

Hnasko y Stanker colaboraron en los experimentos con microbiólogo Jeffery A. McGarvey y técnica Alice V. Lin con el ARS en Albany, California, y su antigua colega Kathryn H. Ching.

Esta investigaciones, con resultados publicados en la revista 'Agricultural Research' de febrero del 2014, apoyan la prioridad del USDA de mejorar la seguridad alimentaria.

Los científicos están buscando colaboraciones con empresas que desarrollan y producen tiras de prueba para ampliar las aplicaciones de la nueva prueba para la seguridad alimentaria, la seguridad nacional, y los propósitos médicos.

Última Modificación: 2/6/2014
Footer Content Back to Top of Page