Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El impacto del desayuno en las capacidades de los niños / 27 de noviembre de 2013 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA
Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research'.

Una cucharada colmada de cereales, frambuesas y leche encima de un bol lleno de cereales. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En un estudio patrocinado por el ARS, los niños que comieron el desayuno tuvieron más capacidad de solucionar rápidamente los problemas matemáticos comparados con otros niños que no comieron el desayuno.


Lea más

El impacto del desayuno en las capacidades de los niños

Por Marcia Wood
27 de noviembre de 2013

El consumo de desayuno podría tener un impacto significativo en las capacidades de los niños de resolver los problemas matemáticos, según los resultados de un estudio patrocinado por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

El estudio dirigido por científico R. Terry Pivik involucró 81 niños sanos. Los resultados indicaron que los niños que consumieron el desayuno tuvieron una mejor capacidad de resolver rápidamente docenas de problemas matemáticos, comparados con otros niños que no consumieron el desayuno.

Pivik es director del Laboratorio del Funcionamiento del Cerebro en el Centro de Nutrición de Niños mantenido por el ARS en Little Rock, Arkansas. Pivik también es profesor de pediatría en la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas en Little Rock.

En su estudio de los voluntarios, los cuales tienen de ocho a 10 años de edad, cada niño tomó dos exámenes de matemáticas durante la mañana, con un período de 40 minutos entre los exámenes. La mitad de los niños consumieron el desayuno durante ese período, pero los otros no comieron.

Durante los exámenes, Pivik usó sensores electroencefalográficos (EEG por sus siglas en inglés) para grabar la actividad eléctrica generada en regiones del cerebro de los niños. Estas regiones tienen un papel en la capacidad de resolver los problemas matemáticos. Los sensores fueron en una gorra suave, y los niños llevaron las gorras mientras ellos vieron problemas matemáticos en una pantalla de computadora, calcularon las soluciones, y escogieron la solución de tres opciones ofrecidas por la computadora.

Los datos de EEG demostraron que los niños que no comieron el desayuno tuvieron que hacer más esfuerzo mental para solucionar los problemas, y para mantener su concentración durante los exámenes, según Pivik. Por contraste, los niños que consumieron el desayuno necesitaron menos esfuerzo mental para solucionar los problemas, tuvieron más concentración durante los exámenes, y recibieron notas más altas en el examen que ocurrió después del desayuno.

Estudios previos por investigadores en otros laboratorios indicaron una asociación entre la nutrición y la ejecución académica. Sin embargo, el diseño del estudio en Arkansas tuvo algunas diferencias importantes. Por ejemplo, los investigadores controlaron cuidadosamente la hora de proveer el desayuno, junto con el contenido del desayuno.

Éste fue aparentemente el primer estudio publicado, con niños que tienen de ocho a diez años de edad, que controló la hora y el contenido del desayuno y también usó la tecnología de EEG para monitorear la actividad del cerebro mientras los niños solucionaron problemas matemáticos.

Pivik y sus colegas Yuyuan Gu y Kevin B. Tennal, juntos con Stephen D. Chapman (anteriormente en el centro) documentaron sus hallazgos en un artículo publicado en el 2012 en la revista 'Physiology and Behavior' (Fisiología y Comportamiento).

Esta investigación apoya la prioridad del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) de mejorar la salud y la nutrición de niños. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del USDA.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de noviembre-diciembre del 2013.

Última Modificación: 12/2/2013
Footer Content Back to Top of Page