Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Reclamando la tierra de un invasor molesto / 12 de noviembre de 2013 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA
Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research'.

Flores de la escoba escocesa.
Investigadores con el ARS han desarrollado una estrategia mejorada para controlar la planta invasora conocida como la escoba escocesa en la región del Pacífico-Noroeste de EE.UU. Foto cortesía de J.S. Peterson @ USDA-NRCS PLANTS Database.


Lea más

Reclamando la tierra de un invasor molesto

Por Ann Perry
12 de noviembre de 2013

En la instalación militar Joint Base Lewis-McCord cerca de Tacoma, Washington, los esfuerzos para combatir una planta invasora se están beneficiando significativamente de las actividades de científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

Entomólogos del ARS ayudaron a los gerentes de recursos en la base a evaluar diferentes estrategias para controlar los matorrales florecientes de la escoba escocesa (Cytisus scoparius), la cual es una planta perenne europea que puede alcanzar una altura de más de 6 pies. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Hasta la fecha, el personal en Fort Lewis ha tenido un poco de éxito en controlar la planta invasora con la quema controlada, cortar las plantas, o liberar un agente de control biológico llamado el gorgojo de las semillas de la escoba escocesa. Las estrategias de cortar las plantas o quemarlas han sido usadas en muchos sitios en Fort Lewis por 20 años o más. Investigaciones previas sugieren que la quema controlada no tuvo ningún efecto negativo en las plantas nativas de la pradera, pero algunas veces las escobas escocesas crecen aún más vigorosamente después de cortarlas. Esto resultado podría llevar a un ciclo eterno de esfuerzos ineficaces de erradicación.

Líder de investigación Ray Carruthers y entomóloga Angelica Reddy evaluaron opciones para controlar la vegetación con diferentes combinaciones de utilizar los gorgojos, cortar las plantas, y quemar las plantas. Ambos científicos trabajan en la Unidad de Investigación de Malezas Exóticas e Invasoras mantenida por el ARS en Albany, California.

El grupo evaluó la eficacia de diferentes acciones midiendo las vainas y las plantas por dos estaciones para medir la producción de semillas por la escoba escocesa, el número de plantas consumidas por los gorgojos, el número de gorgojos dentro de las vainas, y la densidad de bancos de semillas de la maleza. Los investigadores descubrieron que combinar la utilización de los gorgojos con cortar las plantas o quemarlas redujo el número de vainas por planta, la cantidad de semillas sanas y maduras por planta, y la densidad de los bancos de semillas significativamente más que solamente la utilización de los gorgojos.

Como resultado de estos hallazgos, los investigadores piensan que utilizar una rotación de la quema controlada con el consumo de las semillas por los gorgojos durante un período de tres años podría mejorar los esfuerzos a largo plazo de controlar la escoba escocesa en Fort Lewis.

Los resultados de este estudio fueron publicados en el 2012 en la revista 'Invasive Plant Science and Management' (Ciencia y Manejo de las Malezas Invasoras) y ganaron un premio de la Sociedad Americana de la Ciencia de la Maleza como 'Papel Superior sobre la Ciencia y Manejo de las Plantas Invasoras'.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de octubre del 2013.

Última Modificación: 11/8/2013