Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Los efectos del cambio climático en los árboles maderables / 26 de septiembre de 2013 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA
Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research'.

El cancro resinoso y la roya fusiforme en un pino taeda. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Investigadores del ARS han descubierto que la frecuencia de dos enfermedades comunes de árboles de pino—el cancro resinoso y la roya fusiforme—disminuye cuando los árboles se exponen a los niveles aumentados del dióxido de carbono relacionados con el cambio climático.


Lea más

Los efectos del cambio climático en los árboles maderables

Por Dennis O'Brien
26 de septiembre de 2013

El efecto del cambio climático en los árboles cosechados para la madera y la producción de papel podría ser menos severo que lo esperado, según científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Auburn, Alabama.

Se espera que el cambio climático aumentará los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera. Una preocupación es el impacto posible en la severidad de las enfermedades que afectan los árboles.

Patólogo de plantas Brett Runion y sus colegas en el Laboratorio Nacional de la Dinámica del Suelo mantenido por el ARS en Auburn, Alabama, expusieron las plántulas de los pinos loblolly y los robles americanos a dos veces los niveles normales de dióxido de carbono en cámaras de techo abierto en los campos por seis semanas, y luego los inocularon con los patógenos fúngicos que causan el cancro resinoso y la roya fusiforme, los cuales son enfermedades comunes de árboles. Luego devolvieron las plántulas a las cámaras por siete semanas adicionales de crecimiento.

Los resultados demostraron que ambos tipos de plántulas que crecieron en los niveles aumentados de dióxido de carbono tuvieron más peso, más altura y un diámetro más grande comparados con plántulas que crecieron en niveles normales de dióxido de carbono. Los investigadores esperaron el desarrollo de niveles más altos de la roya fusiforme en la presencia de los niveles aumentados de dióxido de carbono porque la cantidad más grande de biomasa de los árboles proveerá más tejido disponible para infección por el patógeno.

También esperaron observar niveles reducidos del cancro resinoso porque los árboles serán más sanos y más capaces de defenderse contra la enfermedad. En cambio, observaron que la frecuencia de ambas enfermedades disminuyen en la presencia de los niveles aumentados de dióxido de carbono, y no había cambios en la severidad de las enfermedades.

Es posible que los niveles aumentados de dióxido de carbono causen más producción de sustancias naturales llamadas taninos y fenoles por los árboles. Estas sustancias pueden ayudar a los árboles a defenderse contra infecciones, según Runion.

Los niveles aumentados de dióxido de carbono también cambiaron el ciclo reproductivo de la roya fusiforme en una manera beneficiosa. La roya fusiforme se mueve de los robles americanos a los pinos loblolly por medio de dispersión de las esporas. Pero el período de vulnerabilidad de los tejidos de pino no es muy largo, y es posible que un retraso en la formación de esporas en los robles, como resultado de niveles más altos de dióxido de carbono, podría llevar a la dispersión más tarde de las esporas, cuando los tejidos de pino están más endurecidos y menos vulnerables a la infección.

Los científicos publicaron sus resultados en la revista 'New Forests' (Nuevos Bosques).

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de septiembre del 2013.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés), y esta investigación apoya la prioridad del USDA de responder al cambio climático.

Última Modificación: 9/25/2013
Footer Content Back to Top of Page