Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Estudiando el potencial de las mazorcas de maíz como una fuente de bioenergía / 31 de enero 2013 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Campo con residuos del maíz.
Las mazorcas de maíz que a menudo se quedan en los campos para proteger el suelo después de la cosecha pueden ser quitadas y usadas como una fuente de biocombustible sin dañar el suelo, según los resultados de estudios por científicos del ARS. Foto cortesía de NRCS-USDA.


Lea más

Estudiando el potencial de las mazorcas de maíz como una fuente de bioenergía

Por Ann Perry
31 de enero 2013

Los residuos del cultivo de maíz a menudo se dejan en los campos después de la cosecha para proteger la calidad del suelo, pero las mazorcas de maíz de hecho podrían llegar a ser un ingrediente importante en la producción del etanol celulósico. Estudios por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) indican que la calidad del suelo no sufrirá si se quitan las mazorcas de los campos después de la cosecha.

Esta investigación dirigida por científico del suelo Brian Wienhold apoya la prioridad del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) de desarrollar nuevas fuentes de bioenergía. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del USDA.

Wienhold, quien trabaja en la Unidad de Investigación del Manejo del Agroecosistema mantenida por el ARS en Lincoln, Nebraska, dirigió estudios que compararon las tasas de escurrimiento y las pérdidas de sedimento de los campos de maíz con la labranza cero en los cuales se quitaron o se retienen los residuos de los campos. Los científicos también quitaron la mitad de las mazorcas de las parcelas experimentales protegidas por los residuos.

Después del establecimiento de las parcelas experimentales, los científicos generaron dos sucesos de la lluvia simulada. El primer ocurrió cuando el suelo de los campos fue seco, y el segundo ocurrió después de 24 horas cuando los mismos suelos fueron casi completamente empapados.

Durante el primer suceso, en las parcelas sin residuos, el escurrimiento comenzó aproximadamente 200 segundos después del principio de la "lluvia". El escurrimiento de las parcelas protegidas por residuos no comenzó hasta 240 segundos después del principio de la "lluvia".

El escurrimiento de las parcelas sin residuos contuvo el 30 por ciento más sedimento que el escurrimiento de las parcelas protegidas por residuos. Pero la presencia o la falta de las mazorcas en las parcelas protegidas por residuos no tuvo ningún efecto significativo en las tasas de pérdidas de sedimento.

El grupo dirigido por Wienhold concluyó que aunque las mazorcas sí retrasan un poco el principio del escurrimiento, las tasas de pérdidas de sedimento no fueron significativamente afectadas por la presencia o la falta de las mazorcas. Los resultados indican que se pueden quitar las mazorcas y dejar los otros residuos en el campo, y luego se pueden usar las mazorcas para la producción de bioenergía sin impedir la eficacia de los residuos de cultivos para proteger los suelos.

En un estudio relacionado, Wienhold examinó cómo la eliminación de las mazorcas afecta los niveles de nutrientes en el suelo. Durante un año, sus muestras demostraron que las mazorcas son una fuente del potasio en el suelo, pero ellas no fueron una fuente importante de otros nutrientes utilizados por las plantas.

Los resultados de este estudio han sido publicados en 'Agronomy Journal' (Revista de Agronomía).

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de enero del 2013.

Última Modificación: 1/30/2013