Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Leños a base de la hierba cortada ofrecen una alternativa amigable con el medio ambiente / 15 de noviembre de 2012 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Una chimenea con un fuego quemando leños a base de la hierba cortada. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS han descubierto que la hierba cortada mezclada con otros compuestos naturales puede ser usada para hacer leños que producen una llama brillante y limpia.


Lea más

Leños a base de la hierba cortada ofrecen una alternativa amigable con el medio ambiente

Por Marcia Wood
15 de noviembre de 2012

Leños artificiales que crean un fuego alegre en su chimenea podrían ser producidos de una fuente sorprendente: la hierba cortada.

Químico Syed H. Imam y sus colegas en el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) han demostrado que la hierba cortada puede ser mezclada con compuestos naturales para producir leños amigables con el medio ambiente que hacen un fuego brillaba y uniforme. La misma fórmula se puede usar para producir bolitas para la estufa, o para hacer palos para ayudar a iniciar una fogata.

Imam trabaja en la Unidad de Investigación de la Ingeniería y el Químico de Bioproductos en el Centro de Investigación de la Región Occidental mantenido por el ARS en Albany, California. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Cortar la hierba en los jardines y los campos de deportes, las escuelas y otros paisajes de las ciudades y las afueras produce toneladas de residuos que típicamente acaban en los vertederos, según Imam.

Los leños desarrollados por Imam y su grupo no contienen ningunos productos químicos derivados del petroleo, y por consiguiente producen menos compuestos orgánicos volátiles cuando se queman.

Aproximadamente el 20 al 60 por ciento de la composición por peso de los leños es la hierba cortada. Del 40 al 80 por ciento de la composición es ceras o aceites derivados de plantas y llamados aglutinantes. Los aglutinantes aumentan la durabilidad de los leños y ayudan a los leños, las bolitas o los palos a retener su forma. Los aglutinantes también aumentan el valor energético de los leños y prolongar la duración del fuego.

Los aceites de plantas que proveen color y aroma, y repelen insectos cerca de una fogata, se pueden agregar a la formulación de los leños. Imam tiene por lo menos una docena de aceites fragantes que podrían funcionar bien de este modo, tales como cedro, eucalipto, lavanda, naranja, menta, y árbol de té.

Aunque el grupo en Albany se concentró en la hierba cortada, también es posible producir los leños de los residuos de cosechas, tales como el heno de arroz o los tallos de maíz.

Imam y sus colaboradores Roxana H. Imam, quien previamente trabajó en el centro en Albany, y Jimmy C. Dorsey de la empresa New Venture Ideas de Pittsburg, Calif., han solicitado una patente sobre este invento.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de noviembre-diciembre del 2012.

Última Modificación: 11/14/2012