Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Estudios analizan la leche materna y las fórmulas para los bebés / 19 de enero 2012 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Tres cerditos. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Según los resultados de un estudio patrocinado por el ARS, por lo general, los cerditos que consumieron una fórmula a base de soja tuvieron huesos más sanos que otros cerditos que consumieron la leche de bovino o la leche de cerdo. Los investigadores usaron los cerditos porque su aparato digestivo es más similar al sistema digestivo de los seres humanos.


Lea más

Estudios analizan la leche materna y las fórmulas para los bebés

Por Marcia Wood
19 de enero 2012

La fórmula a base de soja es un alimento principal para millones de bebés estadounidenses. Ahora Jin-Ran Chen, quien es un científico patrocinado por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), está estudiando los efectos de la fórmula a base de soja, la fórmula a base de leche de bovino, y la lecha materna en el desarrollo de los huesos en los bebés.

No hay mucha información sobre los efectos a corto plazo y a largo plazo de la fórmula a base de soja en la salud ósea, según Chen. Pero una serie de estudios realizados por Chen y sus colegas está ayudando a aumentar los conocimientos.

Un estudio proveyó una comparación detallada de la formación de hueso en los cerditos que se alimentan en la leche de cerdo o las fórmulas a base de soja o de leche de bovina. Los científicos usaron los cerditos porque el aparato digestivo de los cerdos es generalmente considerado como lo más similar al sistema digestivo de los seres humanos, según Chen.

Para esta investigación–la más detallada de su tipo—Chen y sus colegas usaron una variedad de las tecnologías más avanzadas para examinar más de una docena indicadores bien establecidos de la calidad y cantidad de hueso.

Por lo general, los resultados sugieren que los cerditos que consumieron la fórmula a base de soja podrían tener la mejor calidad de hueso, y que la soja podría aumentar la formación de hueso por medio de afectar directamente el camino de señales de la proteína de morfogénesis ósea (BMP2 por sus siglas en inglés).

Las señales iniciadas por BMP2 son imprescindibles en la creación y la formación de los huesos. Aunque los científicos han sabido de la existencia del camino de señales de BMP2 por muchas décadas, todavía hay nuevos detalles que están siendo descubiertos. El estudio por Chen era el primer en identificar la influencia relativa de soja en iniciar las señales por BMP2.

Los hallazgos, los cuales fueron publicados en 'Journal of Nutrition' (Revista de Nutrición) en el 2009, han ayudado a dirigir los estudios actuales de Chen sobre las tres opciones de alimentación.

Chen es líder del Laboratorio del Desarrollo Óseo en el Centro de Nutrición de Niños de Arkansas en Little Rock. El centro es una asociación entre el Hospital de Niños de Arkansas, la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas, y ARS, el cual es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés).

Según Thomas M. Badger, quien es director del centro, los hallazgos de los estudios en el centro están aumentando la comprensión de los efectos de las opciones sobre nutrición temprano en la vida, incluyendo el amamantamiento, el cual es recomendado por la Academia Americana de Pediatría.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de enero del 2012. Esta investigación apoya la prioridad del USDA de mejorar la salud y la nutrición de los niños.

Última Modificación: 3/8/2013