Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Científicos estudian compuestos versátiles en cultivos / 2 de agosto de 2011 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Gusano cogollero. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS están estudiando saponinas—las cuales son compuestos similares a los detergentes, pero producidas por plantas—como un posible agente de biocontrol contra algunos insectos plagas tales como el gusano cogollero (mostrado aquí).


Lea más

Científicos estudian compuestos versátiles en cultivos

Por Jan Suszkiw
2 de agosto de 2011

Compuestos similares a los detergentes y llamados saponinas son bien conocidos por sus propiedades de limpieza. Pero algunos científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están estudiando el potencial de los compuestos de ayudar a proteger las plantas contra ataques por insectos.

En estudios en el Centro Nacional de Investigación de Utilización Agrícola mantenido por el ARS en Peoria, Illinois, científicos Pat Dowd, Mark Berhow y Eric Johnson están agregando las saponinas derivadas del césped Panicum virgatum, la soja, la yerba mate y otras fuentes a las dietas usadas para alimentar a los gusanos eloteros del maíz y los gusanos cogolleros. Los científicos quieren descubrir los efectos de los compuestos en el crecimiento y la supervivencia de los gusanos plagas. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés).

Los experimentos con las saponinas son parte de un esfuerzo más grande de identificar fuentes novedosas de resistencia que se pueden incorporar en las plantas de maíz. Finalmente, estos descubrimientos podrían llevar al desarrollo de nuevas variedades de maíz que sufren menos daños causados por los gusanos, tienen menos vulnerabilidad a los hongos tóxicos, y requieren menos aplicaciones de pesticidas.

La mayoría de los cultivos de granos, incluyendo el maíz, no contienen ningunas saponinas, según Dowd, quien trabaja en la Unidad de Investigación de la Bioprotección de Cultivos. Sin embargo, estudios en curso sobre el césped Panicum virgatum, el cual es un pariente lejano del maíz, podrían revelar genes inactivos o caminos bioquímicos que se podrían activar en el maíz utilizando la crianza de plantas o métodos de la ingeniería genética.

Los científicos en Peoria están explorando las ramificaciones de un descubrimiento por genetista Ken Vogel y sus colegas en la Unidad de Investigación de Granos, Forraje y Bioenergía mantenida por el ARS en Lincoln, Nebraska. En estudios allí, el grupo dirigido por Vogel identificó dos saponinas en P. virgatum–un tipo esteroidal llamado diosgenina, y otro llamado protodioscina. Los investigadores sospechan que los dos compuestos ayudaron a dos líneas prometedoras de germoplasma de P. virgatum a resistir ataques por los gusanos cogolleros.

El grupo de Dowd realizó estudios adicionales alimentandose a los gusanos con la diosgenina y la protodioscina y comparando los efectos con aquellos de saponinas derivadas de yerba mate, soja, el árbol de quillay y otras fuentes. La protodioscina, semejante a las otras, mostró actividad contra los gusanos cogolleros, pero los compuestos más eficaces fueron aquellos que contuvieron una molécula de azúcar. Por ejemplo, el compuesto sojasaponina B redujo el crecimiento de los gusanos cogolleros por más del 50 por ciento. La presencia de gusanos más pequenos pueden significar menos daños a los cultivos y más control de estos gusanos por insectos predadores.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de agosto del 2011.

Última Modificación: 8/2/2011
Footer Content Back to Top of Page