Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Población escondida de los olmos podría tener genes para combatir la grafiosis / 30 de marzo de 2011 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Olmo americano. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS han descubierto algunos olmos americanos que podrían ser una fuente de genes que confieren resistencia a la grafiosis.

Mapa mostrando los sitios de los olmos diploides o tetraploides. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Los olmos diploides–los cuales tienen solamente dos copias de cromosomas—han sido descubiertos solos y en bosques que también incluyen los olmos tetraploides, los cuales tienen cuatro copias de cromosomas.


Lea más

Población escondida de los olmos podría tener genes para combatir la grafiosis

Por Kim Kaplan
30 de marzo de 2011

Dos científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) han descubierto una población previamente no conocida de olmos que podrían tener genes para resistencia a la grafiosis, la cual es una enfermedad fúngica que afecta al olmo común. La enfermedad mata ramas individuales y con el tiempo el árbol entero dentro unos pocos años.

Se pensaba por 80 años que los olmos americanos (Ulmus americana) son plantas tetraploides—es decir, árboles que tienen cuatro copias de cada cromosoma. Pero también había rumores constantes de árboles que tienen menos copias—tales como árboles triploides, que tienen tres copias de cromosomas, o árboles diploides, que tienen dos copias.

Ahora botánico Alan T. Whittemore y genetista Richard T. Olsen con el ARS han demostrado que hay olmos americanos diploides que existen como un subconjunto de los olmos silvestres. Sus hallazgos serán publicados en 'American Journal of Botany' (Revista Americana de Botánica) en abril. Whittemore y Olsen trabajan en el Arboreto Nacional de EE.UU. mantenido por el ARS en Washington, D.F.

Antiguamente, los olmos americanos bordearon las calles de EE.UU. y dominaron los bosques orientales hasta ellos sucumbieron a la grafiosis después de la entrada de la enfermedad fúngica en EE.UU. en el 1931.

Pero los olmos todavía son entre los árboles más importantes para el sector de viveros, el cual tiene un valor anual de 4,7 miles de millones de dólares en EE.UU., especialmente después de la introducción de unos pocos nuevos olmos que tienen un nivel de resistencia a la enfermedad. Los olmos americanas todavía tienen mucha popularidad debido a su belleza majestuosa, la degradación rápida de sus hojas en el otoño, y su capacidad de tolerar la contaminación del aire urbano.

Fue uno de los olmos resistentes—llamado 'Jefferson' y lanzado por el ARS y el Servicio Nacional de Parques en el 2005—que proveyó una pista a Whittemore y Olsen sobre la existencia de los árboles diploides.

"El árbol Jefferson es una planta triploide," Whittemore dijo. "Para crear un olmo triploide, se necesita un árbol diploide en alguna parte que se ha cruzado con un árbol tetraploide".

Para resolver este problema, los científicos probaron olmos de todo el alcance geográfico del olmo en la parte oriental y la parte central de EE.UU. Los científicos descubrieron que aproximadamente el 21 por ciento de los olmos silvestres probados fueron plantas diploides. Algunos de estos crecieron en sitios con olmos tetraploides, mientras otros se descubrieron en grupos más grandes de árboles diploides.

La cantidad pequeña de datos genéticos ahora disponibles sugiere que por lo menos algunas poblaciones de olmos tetraploides y olmos diploides que han llegado a ser muy distintas. Esto aumenta la posibilidad de que los árboles diploides puedan tener genes, tales como ellos que confieren resistencia a enfermedades, que no están presentes en los árboles tetraploides, dijo Whittemore.

"No podemos decir todavía si esta es una raza específica de U. americana o si es de hecho una especie separada", él dijo. "Comenzaremos esa tarea en el verano".

Última Modificación: 3/30/2011