Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El valor sorprendente de un forraje olvidado / 15 de marzo de 2011 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Festuca de los prados. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Genetista Michael Casler con el ARS ha descubierto de nuevo un forraje olvidado llamado la festuca de los prados. Este forraje es más nutritivo que la festuca alta y el pasto ovillo.


Lea más

El valor sorprendente de un forraje olvidado

Por Don Comis
15 de marzo de 2011

Un científico del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) ha descubierto de nuevo un forraje olvidado que podría ser muy útil en los sistemas del pastoreo rotacional intensivo usados hoy en día.

Como resultado de información provista por un agricultor sobre un forraje inusual, genetista Michael Casler con el Centro Estadounidense de Forraje de Vacas Lecheras mantenido por el ARS en Madison, Wisconsin, identificó el forraje como la festuca de los prados. Esta festuca es un césped de hace muchos años y fue muy popular antes de la introducción de la festuca alta hace 50 o 60 años.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés).

Casler ha desarrollado una nueva variedad de la festuca de los prados. Ahora los criadores de plantas están produciendo semillas de esta nueva variedad llamada 'Hidden Valley' para lanzamiento en el futuro.

Algunos hongos no tóxicos llamados endófitos viven dentro de la festuca de los prados, ayudando a la planta a sobrevivir las temperaturas altas, la sequía, y los insectos plagas. Diferente de los endófitos tóxicos que viven en muchas variedades comerciales de la festuca alta y la ballica, la festuca de los prados no intoxican el ganado.

Charles Opitz encontró el forraje en la sombra de una sabana de robles en su granja lechera cerca del pueblo de Mineral Point, Wisconsin. Él dice que las vacas les gustan consumir el forraje y ellas producen más leche después de comerlo. Casler usó los marcadores genéticos del ADN para identificar el forraje descubierto por Opitz.

La festuca de los prados tolera las temperaturas frías y es muy persistente. Este césped emergió de los refugios de sabanas de robles para dominar muchos pastizales en el área 'driftless' en el Medio Oeste de EE.UU. donde no hay los sedimentos dejados por el movimiento de los glaciares continentales.

Casler y sus colegas han encontrado esta festuca en más de 300 granjas en el área 'driftless' en Wisconsin, Iowa y Minnesota. Geoffrey Brink, quien es agrónomo trabajando con Casler, descubrió que la festuca de los prados tiene del 4 por ciento al 7 por ciento más digestibilidad que los otros forrajes de temporada fría en EE.UU.

En otro estudio, investigadores mostraron que la festuca de los prados es más nutritiva que la festuca alta o el pasto ovillo, y esta calidad podría compensar sus rendimientos un poco más bajos en los estados del norte, como descrito en 'Agronomy Journal' (Revista de Agronomía). También, es posible que el déficit en rendimientos sea menos importante en un sistema del pastoreo rotacional intensivo.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de marzo del 2011.

Última Modificación: 3/15/2011
Footer Content Back to Top of Page