Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Una manera para prolongar la vida de estante de los tomates / 16 de febrero de 2011 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Fisiólogo de plantas Autar Mattoo examina algunos de los tomates producidos en sus experimentos. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Fisiólogo de plantas Autar Mattoo está trabajando con colegas de la Universidad de Purdue en desarrollar tomates que tienen un mejor sabor y una vida de estante más larga.


Lea más

Una manera para prolongar la vida de estante de los tomates

Por Dennis O'Brien
16 de febrero de 2011

Los tomates pasan mucho tiempo en los estantes y en los refrigeradores, y como resultado, hasta el 20 por ciento se estropean, según el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés). Pero científicos con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están trabajando con colegas en la Universidad de Purdue en prolongar la vida de estante de tomates. Estas investigaciones también podrían llevar al desarrollo de tomates más nutritivos y más sabrosos.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del USDA, y esta investigación apoya la prioridad del USDA de promover la seguridad alimentaria internacional.

Autar Mattoo, quien es fisiólogo de plantas en el Laboratorio de Sistemas de Agricultura Sostenible mantenido por el ARS en Beltsville, Maryland, colaboró con Avtar Handa, quien es profesor de horticultura con Purdue, y estudiante graduado Savithri Nambeesan en estudiar la manipulación de una clase de compuestos orgánicos a base de nitrógeno llamada las poliaminas, las cuales sirven como señales y tienen un papel en el crecimiento, el florecimiento, el desarrollo de fruta, y la maduración y otras funciones de la planta. Las poliaminas también han sido asociadas con la producción de licopeno y otros nutrientes que reducen el riesgo de ciertos tipos del cáncer y otras enfermedades.

Los investigadores querían aumentar los niveles de poliaminas en los tomates y estudiar los efectos de tales aumentos. Ellos introdujeron en las plantas de tomate un gen de levadura, llamado espermidina sintasa, que produce una poliamina, para aumentar la producción de otra espermidina de poliamina que podría tener un papel en modular el proceso de maduración de la planta.

Los resultados, los cuales han sido publicados en 'Plant Journal' (Revista de Plantas), han mostrado que la introducción del gen no sólo aumentó los niveles de espermidina y el crecimiento vegetativo, sino también prolongó la vida de estante del tomate. El gen retrasó el marchitamiento del tomate por hasta tres semanas, y había una tasa más lenta de la pudrición causada por enfermedades.

El estudio también mostró, por primera vez, que la espermidina tiene sus propios efectos independiente de otras poliaminas, prolongando la vida de estante y aumentando el crecimiento.

El uso de la genética molecular para mejorar los tomates se ha enfrentado resistencia del sector de horticultura y las empresas de procesamiento de alimentos. Pero científicos han usado este enfoque para desarrollar variedades mejoradas de maíz, soja y algodón.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de febrero del 2011.

Última Modificación: 2/16/2011
Footer Content Back to Top of Page