Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Métodos de reducir las emisiones de amoníaco / 28 de septiembre de 2010 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Inyectando el estiércol debajo de la superficie de un campo. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Granjeros lecheros pueden capturar más nitrógeno en el suelo y pueden ayudar a proteger la calidad del aire inyectando el estiércol líquido debajo de la superficie del suelo (el proceso mostrado aquí) en los campos en vez de rociarlo en la superficie del suelo. Foto cortesía de April Leytem con el ARS.


Lea más

Métodos de reducir las emisiones de amoníaco

Por Ann Perry
28 de septiembre de 2010

Los granjeros lecheros pueden reducir significativamente las emisiones de amoníaco de sus granjas inyectando el estiércol líquido debajo de la superficie del suelo en sus campos, según los resultados de investigaciones por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

Estos hallazgos, los cuales resultaron de un estudio realizado por científica del suelo April Leytem e ingeniero agrícola David Bjorneberg con el ARS, podrían ayudar a los granjeros lecheros en el estado de Idaho a aumentar la captura de nitrógeno en el suelo y proteger la calidad del aire contra las emisiones de amoníaco. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés).

Los científicos trabajan en el Laboratorio del Noreste para la Investigación del Riego y los Suelos, mantenido por el ARS en Kimberly, Idaho. Ellos realizaron sus estudios en cuatro granjas lecheras en el estado de Idaho, donde el número de vacas lecheras ha aumentado por el 88 por ciento durante la última década.

Los científicos aplicaron el estiércol líquido en tres maneras: esparcirlo en la superficie del suelo; incorporarlo en las cuatro pulgadas más altas del suelo, utilizando un aireador con dientes rodantes; e inyectarlo 12 pulgadas debajo de la superficie del suelo.

Durante un período de tres días en el estudio, la concentración más alta de emisiones ocurrió durante los 48 horas inmediatamente después de la aplicación del estiércol, con la mayoría ocurriendo durante las primeras 24 horas. Esparcir el estiércol en la superficie del suelo llevó a concentraciones de amoníaco por término medio de 0,17 miligramos de nitrógeno por metro cúbico, y la incorporación más poco profunda del estiércol llevó a tasas de emisiones por término medio de 0,16 miligramos de nitrógeno por metro cúbico. En los campos donde los investigadores inyectaron el estiércol, las concentraciones por término medio de las emisiones de amoníaco fueron 0,06 miligramos de nitrógeno por metro cúbico–el 65 por ciento menos de las emisiones de amoníaco con los otros dos tratamientos.

Leytem y Bjorneberg concluyeron que los granjeros lecheros pueden reducir lo más eficazmente las emisiones de amoníaco del estiércol en el suelo con la inyección del estiércol debajo de la superficie del suelo, y la incorporación inmediata del estiércol muy profunda en el suelo durante la aplicación puede limitar las pérdidas del nitrógeno del estiércol debido a la volatilización.

Los resultados de esta investigación fueron publicados en la revista 'The Professional Animal Scientist' (Científico Profesional de Animales).

Última Modificación: 9/28/2010
Footer Content Back to Top of Page