Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

La luteolina es la "estrella" en un estudio de compuestos sanos en plantas / 8 de julio de 2010 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Biólogo molecular Daniel H. Hwang examina imágenes de algunos receptores involucrados en la inflamación.. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Estudios dirigidos por biólogo molecular Daniel H. Hwang están proveyendo nueva información sobre los fitoquímicos que inhiben TBK1, la cual es una enzima asociada con inflamación en el cuerpo humano.


Lea más

La luteolina es la "estrella" en un estudio de compuestos sanos en plantas

Por Marcia Wood
8 de julio de 2010

Compuestos naturales en plantas pueden protegernos de inflamación. Sin embargo, los investigadores de nutrición humana dicen que todavía hay muchas preguntas sobre cómo los compuestos, llamados fitoquímicos, lo hacen. Estudios dirigidos por biólogo molecular Daniel H. Hwang con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están proveyendo algunos de los detalles perdidos.

Ciertos tipos de inflamación pueden aumentar el riesgo del cáncer y de otras afecciones, incluyendo la enfermedad cardíaca y resistencia a la insulina, según Hwang. Él trabaja en el Centro Occidental de Investigación de Nutrición Humana mantenido por el ARS en la Universidad de California en Davis.

Algunos de los estudios de Hwang agregan a los hallazgos de estudios previos sobre los detalles de cómo seis compuestos naturales en plantas—luteolina, quercetina, crisina, eriodictiol, hesperidina, y naringenina—aparentemente funcionan para combatir inflamación.

La luteolina se encuentra en apio, tomillo, pimiento dulce, y el té de camomila. Los alimentos ricos en la quercetina incluyen las alcaparras, manzanas y cebollas. La crisina viene de la fruta de la pasionaria azul, la cual es una vid tropical. Las naranjas, los pomelos, los limones, y otras frutas cítricas son buenas fuentes de eriodictiol, hesperidina, y naringenina.

El grupo de Hwang mostró, por primera vez, que todos de los seis compuestos afectan una enzima llamada TBK1. Cada uno de los compuestos inhibe, hasta cierto punto, la capacidad de TBK1 de activar una señal bioquímica específica. Sin esta injerencia, la señal bioquímica podría llevar a la formación de productos genéticas que estimulan la inflamación.

Entre los seis compuestos en los estudios recientes, la luteolina fue la más eficaz en inhibir TBK1. Ya se sabia que la luteolina tiene la capacidad de prevenir la inflamación. Sin embargo, Hwang y sus colegas fueron los primeros en proveer esta nueva explanación sobre los mecanismos usados por la luteolina para hacerlo.

Los enfoques desarrollados por los científicos para descubrir los efectos de los compuestos podrían ser útiles para otros científicos en estudios que tienen el objetivo de identificar otros compuestos antiinflamatorios en frutas y hortalizas.

Estos nuevos hallazgos sobre los fitoquímicos que ayudan a inhibir TBK1 han sido publicados en las revistas 'Biochemical Pharmacology' (Farmacología Bioquímica) y 'Journal of Immunology' (Revista de Inmunología).

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de julio del 2010.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 7/8/2010