Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Científicos del ARS y sus colegas universitarios estudian el ganado y la hierba loca / 21 de junio de 2010 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Hierba loca Oxytropis sericea.
Investigadores del ARS y de la Universidad Estatal de Nuevo Mexico están desarrollando nuevas maneras de prevenir pérdidas en la producción del ganado debido a la hierba loca. Foto cortesía de Mary Ellen Harte, Bugwood.org


Lea más

Científicos del ARS y sus colegas universitarios estudian el ganado y la hierba loca

Por Ann Perry
21 de junio de 2010

Prevenir el consumo por el ganado de la maleza llamada la hierba loca durante las estaciones cuando esta planta es un forraje favorito es una manera de proteger tanto los animales como las ganancias de los rancheros, según los resultados de una colaboración de 20 años entre científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas universitarios.

Los investigadores del ARS se asociaron con científicos de la Universidad Estatal de Nuevo México (NMSU por sus siglas en inglés) para estudiar el envenenamiento por la hierba loca en el ganado estadounidense, y desarrollar maneras de minimizar o prevenir las pérdidas asociadas con esta maleza. Cuando el ganado se alimenta en la hierba loca, los alcaloides tóxicos de la planta pueden poner enfermos los animales y aún matarlos, llevando a gastos de millones de dólares cada año para los productores estadounidenses del ganado.

La colaboración entre ARS y NMSU comenzó en el 1990 a petición de los rancheros de Nuevo México. Los científicos del ARS que participaron en el estudio incluyeron Kip Panter, Daniel Cook, Jim Pfister, Mike Ralphs, Dale Gardner, Bryan Stegelmeier, Kevin Welch, y Lynn James (ahora retirado) en el Laboratorio de Investigación de Plantas Venenosas mantenido por el ARS en Logan, Utah. Los científicos de NMSU incluyeron David Graham, Rebecca Creamer, Shanna Lodge-Ivey, Andres Cibils, Manuel Encinias, Kirck McDaniel, David Thompson y Kevin Gardner.

Los investigaciones involucraron la identificación de especies de hongos que producen toxinas en la hierba loca, evaluación de variaciones en los niveles de toxinas, descubrimiento de biomarcadores que podrían ayudar a definir los niveles de toxicidad en los animales que se alimentaron en la hierba loca, evaluación de los efectos de las toxinas de la hierba loca en la reproducción de los animales y sus preferencias en forrajes, y evaluación de la eficacia de herbicidas y agentes de control biológico contra la maleza.

El grupo desarrolló guías de manejo de pastoreo basadas en la disponibilidad estacional de la hierba loca y otros forrajes más benignos, tales como los pastos de estación cálida. Los investigadores recomendaron limitar el acceso del ganado a la hierba loca durante la primavera y el otoño, cuando la maleza es relativamente más sabrosa que los pastos aletargados de estación cálida. Durante estos períodos críticos, los rancheros podrían mantener algunos pastizales libres de la hierba loca para los animales pastantes, o crearlos con tratamientos apropiados de herbicidas. El ganado puede alimentarse en los pastizales infestados con la hierba loca durante el verano, cuando hay suficiente pasto verde.

Los científicos también sugirieron que los nutrientes suplementarios se pueden usar para satisfacer las necesidades del ganado cuando otros pastos no ofrecen niveles suficientes de calidad nutritiva. En algunos casos, usar las técnicas de aversión condicionada para enseñar a los animales a rechazar la hierba loca podría ser apropiado.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés). Los resultados de estos estudios, los cuales fueron publicados en la revista 'Rangelands' (Tierras de Pasto), apoyan la prioridad del USDA de promover la seguridad alimentaria internacional.

 

Última Modificación: 6/21/2010