Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Científicos examinan la retención de nutrientes en la espinaca / 27 de mayo de 2010 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Hojas de espinaca.
Investigadores del ARS han descubierto que los niveles moderados de la irradiación usada para reducir las poblaciones de microorganismos perjudiciales en las hojas de espinaca o no reducen o reducen solamente un poco las cantidades de las vitaminas C, E, K y folato, y cuatro carotenoides. Foto cortesía de Scott Christie, Fresh Cut Magazine


Lea más

Científicos examinan la retención de nutrientes en la espinaca

Por Rosalie Marion Bliss
27 de mayo de 2010

Irradiar las hojas de lechuga y espinaca después de lavarlas reduce las poblaciones de tanto los microorganismos perjudiciales como los inocuos. Ahora los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas han estudiado el efecto de varios niveles de irradiación en las concentraciones de cuatro vitaminas y cuatro carotenoides en dos cultivares populares de espinaca de hoja pequeña (espinaca 'babyleaf').

El estudio fue realizado por fisiólogo de plantas Gene Lester y entomólogo Guy Hallman en la Unidad de Investigación de la Calidad de Cultivos y los Insectos de Fruta mantenida por el ARS en Weslaco, Texas. Lester ahora trabaja en el Laboratorio de Calidad Alimentaria mantenido por el ARS en Beltsville, Maryland.

En el estudio, dos variedades de espinaca se cultivaron, se cosecharon, se limpiaron y se empaquetaron según las prácticas del sector de hortalizas. Cada cultivar se empaquetó en o el aire o el gas de nitrógeno como usado por el sector de hortalizas para prolongar la vida de estante. Luego los cultivares se expusieron a hasta 2,0 kiloGrays (kGy) de radiación en aumentos de 0,5 kGy. La Administración de Alimentos y Drogas de EE.UU. ha aprobado hasta 4 kGy de irradiación para la lechuga iceberg y la espinaca.

Después de la irradiación, los tejidos de las hojas se probaron para determinar las concentraciones de las vitaminas C, E, K y folato (algunas veces llamada la vitamina B9) y los carotenoides luteina/zeaxantina, neoxantina, violoxantina, y beta caroteno. Lester y sus colegas descubrieron que generalmente cuatro nutrientes—folato, vitamina E, vitamina K, y neoxantina—mostraron poco o ningún cambio en las concentraciones de estos nutrientes con los niveles aumentados de irradiación.

Los niveles de luteina/zeaxantina y beta caroteno—los cuales representan el 80 por ciento de todos los carotenoides en espinaca—se redujeron, por término medio, por el 12 por ciento al nivel de irradiación de 2,0 kGy, el cual es dentro de la gama de variación natural.

Además, la irradiación disminuyó los niveles del ácido ascórbico por el 42 por ciento, principalmente debido a la conversión del vitamina C en una forma oxidada llamada el ácido dehidroascórbico. Aunque el nivel aumentado del ácido dehidroascórbico con la irradiación es un indicador del estrés, el ácido ascórbico convertido provee los mismos beneficios como la vitamina C dentro de la hoja, según los autores.

Los investigadores quisieron agregar a las pruebas sobre la seguridad de los alimentos irradiados con experimentos involucrando la manipulación del crecimiento de la planta y otras variables ambientales que podrían afectar la disminución de nutrientes en la planta. Más detalles sobre este estudio están disponibles en la revista 'Journal of Agricultural and Food Chemistry' (Revista de la Química Agrícola y Alimentaria).

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés). Esta investigación apoya la prioridad del USDA de asegurar la seguridad alimentaria.

Última Modificación: 7/8/2010