Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

La cero labranza mejora la estabilidad del suelo / 11 de mayo de 2010 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

La soya sembrada con la cero labranza entre los residuos de maíz.
Un estudio por científicos del ARS y sus colegas universitarios ha mostrado que la utilización de la cero labranza aumenta la estabilidad del suelo en las Grandes Llanuras Centrales, comparada con la labranza convencional. Foto cortesía de NRCS-USDA.


Lea más

La cero labranza mejora la estabilidad del suelo

Por Don Comis
11 de mayo de 2010

Un estudio realizado por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas universitarios en las Grandes Llanuras sobre los efectos de más de 19 años de varias prácticas de labranza ha mostrado que la cero labranza provee más estabilidad del suelo comparada con la labranza convencional.

El estudio fue dirigido por Maysoon Mikha de en la Estación de Investigación de las Grandes Llanuras Centrales mantenida por el ARS en Akron, Colorado, y Humberto Blanco-Canqui de la Universidad Estatal de Kansas en Hays. Investigadores Joe Benjamin y Merle Vigil con el ARS en Akron fueron miembros del grupo de investigación que estudió cuatro sitios en las Grandes Llanuras: Akron; Hays y Tribune, Kansas; y la Universidad de Nebraska en Sidney.

La cero labranza almacena más carbono en el suelo. Este carbono ayuda a pegar las partículas del suelo, reduciendo hasta siete veces la vulnerabilidad de la pulgada superior del suelo a la fuerza destructora de las gotas de lluvia.

La estructura de estos conglomerados en la primera pulgada de la capa superficial del suelo es la primera línea de defensa contra la erosión del suelo por agua o por el viento. Entender la resistencia de estos conglomerados a las fuerzas erosivas de la lluvia y del viento es imprescindible en evaluar la vulnerabilidad del suelo a la erosión.

Esto es especialmente importante en las regiones semiáridas tales como las Grandes Llanuras, donde niveles bajos de precipitaciones, una tasa alta de evaporación, y la variabilidad de rendimientos pueden reaccionar con la labranza intensiva para alterar las propiedades de los conglomerados y los niveles de la materia orgánica del suelo.

La labranza disminuye la resistencia del suelo al rompimiento por las gotas de lluvia porque los terrones se rompen y la materia orgánica del suelo se pierde por oxidación cuando las partículas del suelo se exponen al aire.

Los resultados de esta investigación fueron publicados en un número reciente de la revista 'Soil Science Society of America Journal' (Revista de la Sociedad Americana de la Ciencia del Suelo).

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 5/11/2010
Footer Content Back to Top of Page