Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El potencial de las algas para mejorar la calidad de agua / 7 de mayo de 2010 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Las algas secadas Enlace a la información en inglés sobre la foto
Según los resultados de estudios por científicos del ARS, las algas se pueden utilizar para quitar el nitrógeno y el fósforo del estiércol del ganado bovino, y luego se pueden secar y vender como un fertilizante de liberación retardada.


Lea más

El potencial de las algas para mejorar la calidad de agua

Por Ann Perry
7 de mayo de 2010

Las algas—ya bajo consideración como una fuente de biocombustible—podrían ser usadas inmediatamente para quitar el nitrógeno y el fósforo del escurrimiento de estiércol del ganado bovino, según un científico del Servicio de Investigación Agrícola (ARS). Esta utilización podría proveerles a los gerentes de recursos naturales una opción amigable con el medio ambiente para reducir el nivel de contaminantes agrícolas que pueden perjudicar la calidad de agua de la Bahía de Chesapeake.

Microbiólogo Walter Mulbry trabaja en la Unidad de Investigación del Manejo Ambiental y la Utilización de Subproductos mantenida por el ARS en Beltsville, Maryland. Este laboratorio está ubicado en la cuenca hidrográfica de la Bahía de Chesapeake. En el 2003, Mulbry estableció cuatro canales de limpieza con turba de algas (ATS por sus siglas en inglés) fuera de algunos establos lecheros en Beltsville. Los canales poco profundos, con una longitud de 100 pies, se cubrieron de una malla de nailon que creó un andamio donde crecieron las algas.

Durante los próximas tres años, de abril a diciembre, una bomba sumergida al extremo de los canales pasó una mezcla de agua fresca y aguas residuales del estiércol crudo o el estiércol digerido anaeróbicamente encima de las algas. Dentro de dos o tres semanas después de poner en marcha el sistema cada primavera, los canales tuvieron colonias florecientes de las algas verdes filamentosas.

La productividad de las algas fue la más alta durante la primavera, y disminuyó durante el verano, en parte debido a las temperaturas más altas del agua y también porque los canales proveyeron muchas oportunidades para el consumo de las algas por caracoles y otras criaturas acuáticas.

Mulbry y sus colegas cosecharon las algas mojadas cada 4 a 12 días, las secaron, y luego analizaron el biomasa secado para determinar los niveles de nitrógeno y fósforo. Los resultados indican que el sistema recuperó del 60 al 90 por ciento del nitrógeno y del 70 al 100 por ciento del fósforo de los aguas residuales del estiércol. Los investigadores también calcularon que el costo de esta recuperación fue comparable al costo de otras prácticas del manejo de estiércol—de 5 a 6 dólares por cada libra de nitrógeno recuperado y aproximadamente 25 dólares por cada libra de fósforo recuperado.

Los resultados de esta investigación fueron publicados en la revista 'Bioresource Technology' (Tecnología de Biorecursos).

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de mayo-junio del 2010.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 5/7/2010
Footer Content Back to Top of Page