Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Protegiendo el ganado bovino contra el estrés por calor / 25 de marzo de 2010 / News from the USDA Agricultural Research Service

El ganado bovino descansando en la sombra. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS y sus colaboradores están identificando las causas del estrés por calor en el ganado bovino y están desarrollando herramientas que pueden ayudar a los productores a manejar el problema. Foto cortesía de John Gaughan, Queensland, Australia.


Lea más

Protegiendo el ganado bovino contra el estrés por calor

By Chris Guy
25 de marzo de 2010

Identificar las causas del estrés por calor en el ganado bovino y descubrir maneras de reducirlas son los objetivos de científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colaboradores que están ayudando a los productores a abordar este problema significativo.

El estrés por calor puede tener consecuencias graves para el ganado bovino. Aunque algunos animales demuestran poca reacción o ninguna reacción al estrés, otros podrían tener una reducción en el apetito o en el consumo de pienso, una tasa reducida de crecimiento, una disminución en la capacidad de resistir enfermedades, y en casos extremos, la muerte.

Las temperaturas extremadamente altas pueden superar la capacidad natural del animal de regular la temperatura corporal. Pero también hay otros factores, y entenderlos es imprescindible para predecir, prevenir y responder a las situaciones posibles del estrés por calor, según científicos en el Centro Estadounidense Roman L. Hruska de Investigación de Animales para la Carne (USMARC por sus siglas en inglés) mantenido por el ARS en Clay Center, Nebraska.

Allí, científicos están trabajando juntos con colaboradores en desarrollar herramientas de evaluación de riesgo y estrategias de manejo para los productores. Este trabajo tiene tres componentes principales: analizar la susceptibilidad del animal, identificar los factores ambientales contribuyentes, y evaluar las técnicas de manejo.

La ingeniera agrícola Tami Brown-Brandl y sus colegas realizaron varios estudios para identificar los factores que contribuyen a la susceptibilidad del animal al estrés por calor. Ellos identificaron 11 factores importantes, incluyendo el color del pelo, la historia de salud, y el temperamento del animal.

En otro estudio, Brown-Brandl y ingenieros agrícolas Roger Eigenberg y John Nienaber evaluaron los factores ambientales que tienen un efecto en la intensidad del estrés por calor. Ellos desarrollaron un modelo que incorpora predicciones sobre cómo la temperatura, la humedad, la intensidad del sol y la velocidad del viento afectan el estrés por calor. Este modelo está disponible en línea en: www.ars.usda.gov/Main/docs.htm?docid=17130 .

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de marzo del 2010.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés). Esta investigación apoya las prioridades del USDA de promover la seguridad alimentaria internacional y responder al cambio climático global.

Última Modificación: 5/3/2010