Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Una combinación innovadora podría ayudar a los productores de cacahuetes / 14 de enero 2010 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Cacahuetes listos para la cosecha.. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Una combinación de la labranza de conservación y el manejo del riego puede ahorrar agua en la producción de cacahuetes sin reducir los rendimientos, según un nuevo estudio por científicos del ARS. Foto cortesía de Kathy Gray con el ARS.


Lea más

Una combinación innovadora podría ayudar a los productores de cacahuetes

Por Sharon Durham
14 de enero 2010

Utilizar una combinación de la labranza de conservación y una técnica de riego llamado “el riego déficit” en la producción de cacahuetes puede promover la conservación del agua durante los primeros días de la temporada de cultivo sin disminuir rendimientos, según un científico del Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

Esta información es buenas noticias para los productores de cacahuete en las Llanuras Altas del Sur, donde a menudo hay una escasez de agua, particularmente en las áreas donde la urbanización ha aumentado la demanda de agua. El riego también aumenta los costes de producción de los cacahuetes.

Parece que el riego déficit, también conocido como la sequía inducida, durante los primeros días de la temporada de cultivo lleva a una maduración más rápida de los cacahuetes así como rendimientos aumentados, según agrónomo Wilson Faircloth y fisióloga de plantas Diane Rowland. Faircloth trabaja en el Laboratorio Nacional de Investigacion de Cacahuetes (NPRL por sus siglas en inglés) mantenido por el ARS en Dawson, Georgia. Rowland trabajó anteriormente en el NPRL, y ahora trabaja en la Universidad de Texas A&M. Ellos realizaron un estudio de cinco años en campos en la parte occidental de Texas para determinar los efectos del riego déficit. Más recientemente, han estudiado cómo la labranza de conservación puede ayudar a aumentar los rendimientos de cacahuetes.

Los resultados indican que la sequía inducida temprana en la temporada de cultivo podría ayudar a aclimatar el cultivo al estrés relacionado con la sequía que a menudo ocurre más adelante en el crecimiento de las plantas, según Faircloth. Es durante el período más adelante de la temporada de cultivo cuando los productores típicamente tienen un déficit de agua debido a una capacidad reducida de bombeo, por consiguiente aumentando el riesgo de una disminución de rendimientos.

Faircloth y Rowland también investigaron el uso de la labranza de conservación con un cultivo de cobertura para mitigar la sequía. Ellos aplicaron cantidades variadas de agua a cultivos de cacahuete y algodón sembrados con o la labranza de conservación o la labranza convencional. Descubrieron que, durante las condiciones de sequía, la labranza de conservación aumentó los rendimientos de cacahuetes comparada con la labranza convencional. El aumento en rendimientos se atribuyó a la capacidad aumentada del suelo de contener agua con la labranza de conservación, y cambios en los patrones de crecimiento de las raíces de las plantas de cacahuete.

Además, la combinación del riego déficit y la labranza de conservación podría reducir significativamente los requisitos de agua de los cacahuetes y el algodón.

Lea más sobre esta investigación y otras para mejorar la producción de cacahuetes en la revista 'Agricultural Research’ de enero del 2010.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés). Estas investigaciones apoyan las prioridades del USDA de promover la seguridad alimentaria internacional y de responder al cambio climático global.

Última Modificación: 1/14/2010