Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Una maleza molesta encuentra la horma de su zapato en pruebas de campo / 22 de diciembre 2009 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Tierra de pasto infestada con la cabeza de medusa. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Los científicos del ARS están desarrollando una estrategia basada en ecología para controlar la cabeza de medusa, la cual es una maleza invasora que ha infestado millones de acres en los estados occidentales de EE.UU. Foto cortesía de Kirk Davies con el ARS.

La cabeza de medusa (Taeniatherum caput-medusae).

La cabeza de maleza (Taeniatherum caput-medusae) es una especia invasora que ha diezmado las comunidades de plantas nativas, degradado el hábitat de la fauna silvestre, y reducido la calidad de forraje para animales incluyendo el ganado. Foto cortesía de Kirk Davies con el ARS.


Lea más

Una maleza molesta encuentra la horma de su zapato en pruebas de campo

Por Jan Suszkiw
22 de diciembre 2009

En Oregón, California y otras estados occidentales de EE.UU., infestaciones de la maleza llamada la cabeza de medusa (Taeniatherum caput-medusae) han invadido los hábitats de las tierras de pasto.

Pero a la base de la Montaña Steens en la parte suroeste de Oregón, una banda pequeña de defensores—plantaciones del césped agrapiron del desierto (Agropyron desertorum, o 'desert wheatgrass' en inglés) ha resistido el invasor, de este modo ofreciendo esperanza de un nuevo enfoque basado en ecología para controlar la maleza.

El científico Kirk Davies con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) está observando la “batalla” de la Montaña Steens como parte de un intento de investigación más grande en Burns, Oregón, para desarrollar nuevas herramientas y estrategias para utilización en el control de la cabeza de medusa.

Esta especie invasora infesta millones de acres en Oregón y otros estados occidentales de EE.UU. Ha diezmado las comunidades de plantas nativas, reducido la calidad de forraje, degradado el hábitat de la fauna silvestre, y causado otros daños, según Davies, quien trabaja en la Unidad de Investigación del Manejo de Forraje de Tierras de Pasto y Praderas mantenida por el ARS en Burns.

Davies y sus colegas—ecólogo Roger Sheley y técnica Aleta Nafus—establecieron el agrapiron del desierto en febrero del 2006 en forma de 12 tiras de 49 pies por 33 pies en el borde de una infestación de la cabeza de medusa cerca de las estribaciones de la Montaña Steens. Más allá de las tiras están comunidades intactas de artemisa, cola de zorro, y otras plantas nativas.

En junio del 2008, el grupo midió la densidad y el dosel de las plantas de cabeza de medusa que tuvieron semillas que se extendieron más allá de las barreras del agrapiron del desierto y que se establecieron en las comunidades de plantas nativas. Los datos acerca de la extensión de la cabeza de medusa se colectaron de una docena de sitos sin barreras.

El análisis, el cual fue incluido en el Informe del Día de Campo del 2009 de la Universidad Estatal de Oregón, mostró que las comunidades de plantas nativas sin las barreras tuvieron más plantas de cabeza de medusa que aquellas con las barreras—una diferencia de más de 40 veces. Davies atribuyó la reducción a la capacidad del agrapiron del desierto de competir para los recursos en el suelo y de atrapar las semillas de cabeza de medusa del viento.

Investigaciones adicionales se enfocarán en mejorar el enfoque ecológico y asegurar la compatibilidad del agrapiron del desierto con las especias nativas. Idealmente, las barreras se utilizarán en combinación con otras medidas, incluyendo el apacentamiento controlado y el uso cuidadoso de herbicidas.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 12/22/2009
Footer Content Back to Top of Page