Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

La agricultura y el óxido nitroso / 9 de diciembre 2009 / Noticias del Servicio deInvestigación Agrícola, USDA

Científico del suelo Rodney Venterea colecciona muestras de los gases de invernadero de un campo de maíz. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Resultados de estudios por científico del suelo Rod Venterea sobre el lanzamiento del óxido nitroso y otros gases de invernadero indican que los granjeros que utilizan la labranza de conservación pueden minimizar las emisiones del óxido nitroso colocando los fertilizantes dos o tres pulgadas debajo de la superficie del suelo.


Lea más

La agricultura y el óxido nitroso

Por Ann Perry
9 de diciembre 2009

Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) tienen un papel principal en descubrir cómo la agricultura afecta las emisiones del óxido nitroso (N2O), el cual es un gas de invernadero.

Los expertos ya saben que las emisiones de N2O aumentan con aumentos en las aplicaciones de fertilizantes a base de nitrógeno. El microbiólogo Tim Parkins, quien trabaja en el Laboratorio Nacional de Agricultura y el Medio Ambiente mantenido por el ARS en Ames, Iowa, es un miembro de un grupo que está estudiando cómo los suelos diferentes y los fertilizantes diferentes afectan las emisiones de N2O.

Los investigadores evaluaron variaciones en las emisiones del N2O, el dióxido de carbono y el metano de dos tipos diferentes de suelo—un suelo franco arenoso y un suelo arcilloso. Los fertilizantes usados en el estudio fueron una combinación de la urea y el nitrato de amonio (UAN por sus siglas en inglés), y una lechada del estiércol líquido de cerdo.

Los científicos descubrieron que las emisiones totales de N2O fueron las más altas en los suelos que recibieron la lechada del estiércol líquido. También observaron niveles altos de emisiones de N2O en los suelos francos arenosos que recibieron o la UAN o la lechada del estiércol. Pero en los suelos arcillosos, solamente aquellos que recibieron la lechada del estiércol—pero no la UAN—tuvieron emisiones elevadas de N2O.

Científico del suelo Rod Venterea, quien trabaja en la Unidad de Investigación del Manejo de Suelo y Agua mantenida por el ARS en Saint Paul, Minnesota, también está estudiando la dinámica de las emisiones de N2O. Él descubrió que la cantidad de N2O emitida por los campos fertilizados con el amoníaco anhidro fue por termino medio dos veces más que las emisiones de los campos fertilizados con la urea. Es probable que las emisiones más altas del amoníaco anhidro vengan de la conversión del amoníaco al nitrato.

Sus hallazgos también sugieren que los granjeros que utilizan la labranza de conservación pueden minimizar las emisiones de N2O colocando los fertilizantes dos o tres pulgadas debajo de la superficie del suelo. Esto es porque en un sistema de labranza reducida, los microorganismos que tienen un papel en producir las emisiones del N2O viven más cerca de la superficie del suelo.

Los hallazgos de la investigación por Parkin fueron publicados en la revista ‘Journal of Environmental Quality' (Revista de Calidad Ambiental) en el 2008. Los hallazgos de los estudios por Venterea fueron publicados en la revista ‘Global Change Biology' (Biología del Cambio Climático Global) en el 2007 y en la revista ‘Journal of Environmenta Quality' en el 2005 y el 2008.

Lea más sobre estas investigaciones en la revista ‘Agricultural Research' de noviembre-diciembre 2009.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés). Estas investigaciones apoyan la prioridad del USDA de desarrollar estrategias para responder al cambio climático global.

Última Modificación: 12/9/2009
Footer Content Back to Top of Page