Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Estudiando los fertilizantes para reducir los gases de invernadero / 17 de noviembre 2009 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Cosecha de maíz. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS han descubierto que usar tipos alternativos de fertilizante puede reducir las emisiones de los gases de invernadero lanzadas por la producción de cultivos, por lo menos en una parte de EE.UU.


Lea más

Estudiando los fertilizantes para reducir los gases de invernadero

Por Dennis O'Brien
17 de noviembre 2009

Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) han descubierto que usar tipos alternativos de fertilizantes puede reducir las emisiones de los gases de invernadero, por lo menos en una parte de EE.UU. Ahora están examinando si los alterativos ofrecen beneficios similares por todo el país.

Los fertilizantes de nitrógeno a menudo se necesitan para asegurar la producción de rendimientos adecuados de cultivos, pero su utilización lleva a la emisión del óxido nitroso, el cual es un principal gas de invernadero, en la atmósfera. El uso de fertilizantes es una razón por que un estimado 78 por ciento de las emisiones del óxido nitroso de EE.UU. vienen de la agricultura, según Ardell Halvorson, quien es científico del suelo en el Laboratorio de Investigación de Nutrientes del Suelo y las Plantas mantenido por el ARS en Fort Collins, Colorado.

Halvorson comparó las emisiones del óxido nitroso de campos de maíz tratados con o un fertilizante convencional de nitrógeno (urea) o uno de dos fertilizantes de urea especialmente formulados–uno con bolitas cubiertas de polímero para un lanzamiento controlado del fertilizante, y otro con sustancias agregadas para estabilizar la urea para mantenerla en el suelo en forma del amonio por un período más largo.

En un experimento de dos años en Fort Collins, Halvorson capturó las emisiones usando cámaras con respiraderos colocadas encima de la superficie del suelo. Él usó el sistema de la cero labranza porque se sabe que este sistema reduce las emisiones del dióxido de carbono. Descubrió que el fertilizante de lanzamiento controlado redujo por aproximadamente el 33 por ciento las emisiones del óxido nitroso, y el fertilizante estabilizado las redujo por casi la mitad.

Los resultados de Halvorson hasta la fecha han sido limitados a los campos regados y las condiciones frescas y semiáridas en y cerca de Fort Collins. Pero las emisiones del óxido nitroso resultan de una interacción compleja de condiciones que varían de un área a otra, tales como la cantidad de agua en el suelo, la temperatura del suelo, los tipos de suelo, la actividad microbiana, las condiciones climáticas y los patrones de lluvia. Así que Halvorson está ampliando el estudio, con el apoyo del sector de fertilizantes y la colaboración de científicos en otros laboratorios del ARS, para ver cómo los fertilizantes reaccionan en siete sitios alrededor de EE.UU.

Este estudio apoya la prioridad del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) de desarrollar estrategias para responder al cambio climático global.

Lea más sobre las investigaciones del ARS relacionadas con el cambio climático global en la revista 'Agricultural Research' de noviembre-diciembre del 2009.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del USDA.

Última Modificación: 11/17/2009