Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El ganado puede ayudar a las tierras de pasto a recuperarse después de un fuego / 30 de septiembre 2009 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Ganado pastoreando artemisia. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Un estudio de 14 años por los científicos del ARS reveló que las tierras de pasto que han sido rozadas por el ganado bovino pueden recuperar más eficazmente de los fuegos arrasadores que las tierras que han sido protegidas del ganado–un descubrimiento que podría tener un impacto en las estrategias de manejo para las comunidades de plantas nativas. Foto cortesía de Tony Svejcar con el ARS.


Lea más

El ganado puede ayudar a las tierras de pasto a recuperarse después de un fuego

Por Ann Perry
30 de septiembre 2009

Un estudio de 14 años por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Oregón ha mostrado que las tierras de pasto apacentadas por el ganado se recuperan más eficazmente de los fuegos que las tierras que han sido protegidas contra el ganado. Estos hallazgos sorprendentes podrían afectar las estrategias de manejo de las comunidades de plantas nativas donde la dinámica ecológica está cambiando a causa del cambio climático, las malezas invasoras y otros desafíos.

Muchas de las tierras de pasto en la región occidental de EE.UU. son amenazadas por la extensión de las malezas Bromus tectorum L. ('cheatgrass’ en inglés) y Taeniatherum caput-medusae ('medusahead’ en inglés), las cuales son pastos anuales no nativos que echan leña a los fuegos arrasadores y fácilmente infestan paisajes, especialmente después de los fuegos. Históricamente estas tierras de pasto fueron quemadas por fuegos arrasadores cada 50 a 100 años, pero durante el último siglo, estos fuegos han sido suprimidos por los humanos. Esta supresión ha permitido la acumulación de los desperdicios de plantas, pero cuando el ganado se introdujo a la región, su apacentamiento ayudó a controlar la acumulación de estos desperdicios.

Científicos Kirk Davies y Jon Bates y líder de investigación Tony Svejcar, quienes trabajan en la Unidad de Investigación del Manejo de Forraje de Praderas y Prados mantenido por el ARS en Burns, Oregón, en el Centro de Investigación Agrícola de Oregón Oriental, realizaron estudios comparando cómo las plantas autóctonas en las tierras de pasto apacentadas y no apacentadas se recuperaron después de fuegos. Todos los sitios en el estudio tuvieron perfiles similares de vegetación y fueron virtualmente libres de la maleza 'cheatgrass’.

En las áreas apacentadas, el ganado comió aproximadamente el 40 por ciento del forraje disponible, de este modo quitando muchos de los desperdicios de plantas. Los sitios no apacentados, donde el ganado ha sido excluido desde el 1936, tuvieron casi doble la cantidad de los desperdicios de plantas que los sitios apacentados.

Los científicos realizaron una quemadura controlada en todos los sitios en el 1993, y luego midieron la cobertura vegetal, la densidad vegetal y la producción de biomasa en los años 2005, 2006 y 2007. Ellos descubrieron que la maleza 'cheatgrass’ infestó una gran porción de los sitios no apacentados, dejando estas áreas aún más vulnerables a fuegos en el futuro.

Sin embargo, la maleza 'cheatgrass’ no era problemática en los sitios apacentados. En estos sitios, la cobertura vegetal provista por la planta nativa 'bunchgrass’ fue casi doble en densidad comparada con la cobertura provista por 'bunchgrass’ en los sitios no apacentados. Los investigadores concluyeron que los desperdicios de plantas en los sitios no apacentados aumentaron el calor de los fuegos, de este modo matando la mayoría de la vegetación perenne y permitiendo el establecimiento de las plantas invasoras anuales que crecen rápidamente.

Resultados de este estudio fueron publicados en la revista 'Ecological Applications' (Aplicaciones Ecológicas) de septiembre del 2009. Este estudio apoya la prioridad de investigación del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés) de responder al cambio climático global.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del USDA.

Última Modificación: 9/30/2009