Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Nueva técnica facilita la identificación del picudo del algodón / 9 de septiembre 2009 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Picudo del algodón en una cápsula de algodón. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Entomólogo Tom Sappington ha desarrollada una prueba que puede distinguir con precisión entre el picudo del algodón y otras especies similares. Esta información podría ayudar a reducir aplicaciones costosas y innecesarias de pesticidas.


Lea más

Nueva técnica facilita la identificación del picudo del algodón

Por Jan Suszkiw
9 de septiembre 2009

La identificación de los picudos del algodón capturados en trampas podría ser más fácil en el futuro, gracias a una nueva técnica desarrollada por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colaboradores. La técnica utiliza las huellas digitales genéticas de las plagas para identificarlas.

Los picudos del algodón–escarabajos de solamente dos décimos de pulgada que dañan las cápsulas en las cuales la planta produce la fibra–son enemigos familiares de los productores del algodón. De hecho, desde su descubrimiento por primera vez en Texas en el 1892, el picudo del algodón, Anthonomus grandis, ha causado miles de millones de dólares en pérdidas en el cultivo estadounidense de algodón. Un programa de erradicación que comenzó en el 1978 ha eliminado la plaga del 87 por ciento de los 15 millones de acres de algodón cultivados en EE.UU.

Las trampas, juntas con la utilización de atrayentes químicos llamados feromonas, son un componente clave del programa que puede determinar dónde y cuándo los picudos del algodón están presentes, y sus números, incluyendo los insectos que están invadiendo de nuevo las áreas donde la plaga fue eliminada previamente. Las personas que inspeccionan las trampas algunas veces descubren otras especies de gorgojos, o pedazos de gorgojos atrapados que han sido parcialmente consumidos por insectos predadores tales como hormigas, aumentando el riesgo de una identificación incorrecta. Esta identificación mala, por su parte, podría llevar a aplicaciones costosas y innecesarias de insecticidas, según entomólogo Tom Sappington, quien trabaja en la Unidad de Investigación de Insectos del Maíz y la Genética de Cultivos mantenido por el ARS en Ames, Iowa.

Sacando provecho de estudios anteriores sobre la genética de poblaciones del picudo del algodón, Sappington y sus colegas desarrollaron un método que utiliza marcadores moleculares microsatélites para distinguir entre el picudo del algodón y otras especies, incluyendo los gorgojos que atacan pimiento, arándanos rojos, y pacanas.

La huella digital genética característica del picudo del algodón, observada en un gel estándar de la electroforesis, aparece como tres bandas separadas que forman un arreglo único de ADN que es específico al picudo del algodón. Estas bandas tienen un tamaño específico y no están presentes en muestras de otras especies no objetivo de gorgojos. En pruebas, el método también tuvo la capacidad de identificar los picudos del algodón basado en solamente fragmentos del insecto, incluyendo patas y alas, y produjo resultados dentro de dos días.

Sappington fue el coautor de un artículo acerca de este método en la revista 'Journal of Economic Entomology' (Revista de la Entomología Económica), junto con colegas de la Universidad de Rutgers en Chatsworth, Nueva Jersey, la Universidad Estatal de Oklahoma en Stillwater, y la Universidad Nacional Seúl en Corea del Sur.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 9/9/2009