Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Descubrimiento sobre las abejas de miel que tienen el desorden del colapso de colonias / 24 de agosto 2009 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Abeja en una flor de manzano. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos han descubierto que las abejas de miel que sufren del desorden del colapso de colonias, el cual es un síndrome que ha estado devastando estos polinizadores esenciales, tienen un sistema comprometido de producción de proteínas.


Lea más

Descubrimiento sobre las abejas de miel que tienen el desorden del colapso de colonias

Por Kim Kaplan
24 de agosto 2009

Las primeras pruebas sólidas sobre las actividades fisiológicas dentro de las abejas de miel afectadas por el desorden del colapso de colonias (DCC) han sido publicadas en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. como resultado de un nuevo estudio por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y la Universidad de Illinois. El estudio también se enfocó en las diferencias en niveles de actividad de algunos genes críticos en colonias de abejas de miel con o sin DCC.

Utilizando una herramienta llamada un microarreglo del genoma entero, los científicos encontraron una gran cantidad de fragmentos del ARN ribosómico (ARNr) anormal en los intestinos de las abejas de miel en colonias afectadas por DCC. Los ribosomas son las fábricas celulares que producen proteínas bajo la dirección del ARNr, y la presencia de una gran cantidad de fragmentos de ARNr anormal indica que el sistema de construcción de proteínas es comprometido. Esto significa que las abejas de miel en colonias afectadas por CCD también tuvieron una capacidad reducida de producir nuevas proteínas.

Los intestinos are el principal punto de entrada en las abejas de miel para los patógenos y pesticidas. Se puede medir–en los intestinos de las abejas de miel–los niveles de actividad de los sistemas de respuesta al estrés. La abeja de miel tiene dos sistemas separados de respuesta al estrés: uno para reaccionar a los estreses ambientales tales como pesticidas, y otro para reaccionar a los estreses causados por patógenos tales como los virus.

Este estudio fue la primera en medir los niveles de ARNr en las abejas de miel como un método de evaluar si el sistema de respuesta a pesticidas o el sistema de respuesta a patógenos está reaccionando a la presencia de DCC, según genetista Jay Evans, quien trabaja en el Laboratorio de Investigación de Abejas, parte del Centro Henry A. Wallace de Investigación Agrícola mantenido por el ARS en Beltsville, Maryland. Evans fue un miembro de un grupo de investigadores que incluyó entomólogos May R. Berenbaum, Reed M. Johnson y Gene R. Robinson de la Universidad de Illinois.

En las colonias afectadas por DCC, los genes involucrados en los sistemas de respuesta a patógenos no mostraron ningún solo patrón de actividad, aunque comúnmente había más activación de estos genes, y las abejas tuvieron un nivel total más alto de virus y otros patógenos, comparadas con las abejas en colonias no afectadas por DCC.

Casi todas de las colonias afectadas por DCC tuvieron un nivel más alto de los virus semejantes a los picornavirus, los cuales atacan el ribosoma. Los virus semejantes a los picornavirus que atacan las abejas de miel incluyen el virus de las alas deformadas, y el virus israelí de parálisis aguda. El ácaro varroa, el cual es un parásito principal de abejas de miel, puede transmitir los virus semejantes a los picornavirus.

Las abejas en las colonias que tuvieron DCC no mostraron niveles significantes de actividad por los genes que proveen la respuesta a los pesticidas.

La pérdida de función ribosómica podría explicar muchos de los fenómenos asociados con DCC, según Berenbaum. Si los ribosomas de las abejas están comprometidos, las abejas no pueden superar una exposición a pesticidas, infecciones con hongos o bacteria, o una nutrición insuficiente, porque el ribosoma tiene un papel principal en la supervivencia de cualquier organismo.

El estudio no estableció una conexión directa de causa y efecto entre el ARNr anormal y el DCC. Pero vigilancia de colonias por medio de pruebas de ARNr y otros marcadores expresados por las abejas podría proveer la indicación más temprana de DCC descubierta hasta la fecha, quizás proveyendo una oportunidad para acciones por los apicultores que podrían reducir pérdidas, según Evans.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 8/24/2009
Footer Content Back to Top of Page