Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

ARS ayuda a desarrollar nuevas técnicas en la reparación del paladar hendido / 4 de agosto 2009 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

El lupino Lupinus caudatus Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científicos del ARS están usando lupinos y otras plantas que causan defectos físicos en el ganado para ayudar a desarrollar técnicas quirúrgicas para la reparación prenatal del paladar hendido en cabras nonatas–técnicas que algún día podrían ser utilizadas para reparar el paladar hendido en los humanos.


Lea más

ARS ayuda a desarrollar nuevas técnicas en la reparación del paladar hendido

Por Ann Perry
4 de agosto 2009

Científico de animales Kip Panter con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) está ayudando a desarrollar nuevas técnicas extraordinarias para tratar el paladar hendido en los humanos.

Panter trabaja en el Laboratorio de Investigación de Plantas Venenosas del ARS en Logan, Utah, donde él investigó por qué las vacas que se alimentan en los lupinos tóxicos a menudo paren terneros afectados por la enfermedad del ternero torcido. Estos terneros usualmente nacen vivos después de una gestación completa, pero pueden tener varios defectos esqueléticos, incluyendo deformidades por contractura y el paladar hendido.

Panter descubrió que las vacas preñadas usualmente comienzan a pastorear en los lupinos durante el mismo tiempo cuando sus terneros nonatos comienzan los movimientos que son esenciales para un desarrollo normal. Durante este tiempo–que también es cuando las partes del paladar superior se unen para formar el cielo de la boca–toxinas en los lupinos pueden cruzar la barrera placentaria y temporalmente inducir una inmovilidad fetal. Si el feto no está físicamente activo durante este período, la posición de la lengua impide el cierre del paladar, resultando en un paladar hendido.

Panter usó estos hallazgos como la base para estudios de la causa del paladar hendido en algunas cabras nonatas. Estos animales luego se usaron probar métodos quirúrgicos de reparación prenatal de la hendidura.

Después de su nacimiento, los cabritos que pasaron por la reparación prenatal de la hendidura tuvieron paladares con músculo y estructuras mucosas prácticamente indistinguibles de los paladares de los cabritos que nunca desarrollaron cualquier defecto del paladar. Las cirugías prenatales también sustancialmente repararon las estructuras esqueléticas que tuvieron hendiduras, y los cabritos pudieron amamantar exitosamente y vocalizar sin impedimentos. Adicionalmente, los paladares reparados no tuvieron ningunos de los cicatrices asociados con el paladar hendido antes de o después de la reparación convencional del paladar hendido.

La cirugía prenatal es arriesgada para madre y feto, y estas técnicas todavía no son aprobadas para utilización en los humanos. Sin embargo, esta investigación podría proveerles a los cirujanos plásticos alternativas para reparar los humanos que tienen esta condición, si y cuándo otros protocoles para la cirugía fetal humana están disponibles.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de agosto del 2009.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 8/4/2009
Footer Content Back to Top of Page