Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Dos estrategias para controlar la hormiga roja de fuego importada / 10 de julio 2009 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Una mosca parasitaria poniendo sus huevos en una hormiga de fuego. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Los investigadores del ARS están tratando de mejorar la eficacia de las moscas parasitarias como agentes de control biológico contra las hormigas de fuego usando las moscas para transmitir la microsporidia, la cual es un patógeno que causa daños severos en las colonias de hormigas de fuego.


Lea más

Dos estrategias para controlar la hormiga roja de fuego importada

Por Sharon Durham
10 de julio 2009

Dos estrategias para reducir la extensión de las hormigas rojas de fuego importadas (RIFA por sus siglas en inglés) están siendo combinadas por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) como parte de una nueva estrategia que podría aumentar el arsenal contra esta plaga.

Actualmente, algunas moscas parásitas se usan en EE.UU. para ayudar a controlar algunas poblaciones de las hormigas de fuego. En Argentina, patógenos tales como Kneallhazia solenopsae y Vairimorpha invictae—por separado o en combinación—son asociados con disminuciones del 53 por ciento al 100 por ciento en ciertas poblaciones de las hormigas de fuego, según entomólogo David Oi, quien trabaja en el Centro de Entomología Médica, Agrícola y Veterinaria (CMAVE por sus siglas en inglés) mantenido por el ARS en Gainesville, la Florida.

Ahora, científicos del ARS están investigando la utilización de las moscas parasitarias como un vector para infectar con microsporidia la población de hormigas de fuego.

Cada mosca parasitaria femenina pone sus huevos dentro de las hormigas de fuego. Luego estos huevos empollan dentro de la cabeza de la hormiga, finalmente causando su muerte. Pero los investigadores probaron un nuevo método: infectar las moscas parasitarias con una microsporidia patogénica que controla las hormigas de fuego.

Los datos preliminares mostraron que K. solenopsae fue transmitida exitosamente a las moscas sin perjudicarlas. El próximo paso es determinar si las moscas infectadas pueden infectar las hormigas de fuego con la microsporidia, proveyendo otro mecanismo para transmisión del patógeno entre las colonias de hormigas.

Según Oi, K. solenopsae no sólo reduce el tamaño de las colonias de hormigas de fuego, sino también reduce el establecimiento éxito de colonias por hormigas reproductoras, afecta la sobrevivencia de las reinas, y aumenta la tasa de mortalidad en las colonias.

Oi realizó esta investigación en colaboración con entomólogos Sanford Porter y Steven Valles en CMAVE, y con Juan Briano y Luis Calcaterra del Laboratorio Sudamericano de Control Biológico mantenido por el ARS en Hurlingham, Argentina.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de julio del 2009.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 7/10/2009
Footer Content Back to Top of Page