Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Tratar las malezas invasoras con herbicidas no siempre es beneficioso / 30 de junio 2009 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Ganado bovino en tierra de pasto. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Los resultados de un nuevo estudio indican que algunas veces la utilización de herbicidas para matar malezas invasoras en tierras de pasto no es beneficiosa.


Lea más

Tratar las malezas invasoras con herbicidas no siempre es beneficioso

Por Don Comis
30 de junio 2009

Tratar las malezas invasoras exóticas tales como la lechetrezna frondosa con herbicidas no siempre es beneficioso para los granjeros, según los resultados de un estudio de 16 años por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas.

El estudio fue realizado por ecólogo Matt Rinella y sus colegas en el Laboratorio Fort Keogh de Investigación del Ganado y las Tierras de Pasto mantenido por el ARS en Miles City, Montana. Datos colectados por los investigadores 16 años después de un solo tratamiento aéreo con herbicida mostró que el crecimiento de la lechetrezna frondosa invasora (Euphorbia ésula L) podría haber aumentado debido a ese tratamiento. A la inversa, varias hierbas no graminoides, conocidas en inglés como 'forbs', todavía estaban sufriendo los efectos 16 años después del tratamiento con herbicida.

Aunque el herbicida se disipó después de unos pocos años, parece que causó cambios de largo plazo en la comunidad de plantas. Cualquier aumento en la producción de pasto como resultado del tratamiento con herbicidas duró solamente uno o dos años.

El estudio fue realizado en el ranchero N-Bar en el estado de Montana. Cada una de las parcelas en el estudio fue pastoreada y rociada, o pastoreada pero no rociada, o rociada pero no pastoreada, o ni pastoreada ni rociada. El apacentamiento por ganado ayudó a mantener los niveles de plantas autóctonas cuando el herbicida fue usado.

El apacentamiento por ganado puede ayudar a los forbs autóctonos a sobrevivir porque el ganado prefiere la hierba en vez de los forbs, y también porque el ganado pisotea el suelo, aflojando el suelo para las semillas que los animales plantan involuntariamente cuando las semillas se agarran en sus pezuñas o su pelo. Cuando el herbicida no fue usado, la mayoría de los forbs autóctonos crecieron bien con o sin el apacentamiento.

La utilización del herbicida causó que las plantas autóctonas tales como la vara de oro de Misurí y la milenrama llegaron a ser más raras durante el período de 16 años del estudio. Sin herbicidas, estas dos especies probaron ser capaces de existir juntas con las plantas exóticas indefinidamente.

Cuatro plantas perennes autóctonas llegaron a ser más raras en las parcelas rociadas con herbicida, pero sólo cuando no había el apacentamiento: la vara de oro Solidago mollis, el áster blanca de pradera, la arveja, y la salvia de la montaña. Rociar con herbicida no causó efectos adversos a largo plazo en cuatro otras plantas autóctonas perennes. No había ningunos efectos adversos causados por utilización del herbicida en cualquier planta de la familia Androsace spp.

El estudio sugiere que la aplicación de herbicidas sobre grandes áreas de terreno que contienen plantas autóctonas sensibles al herbicida algunas veces es una mala idea.

Los resultados de esta investigación fueron publicados en la revista 'Ecological Applications' (Aplicaciones Ecológicas).

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 6/30/2009
Footer Content Back to Top of Page