Una chinche manchadora del plátano, Amblypelta lutescens, en un mango.
Investigadores del ARS están estudiando algunas feromonas sintéticas que podrían ser útiles en controlar la chinche manchadora del plátano, la cual causa daños a una variedad amplia de frutas y frutos secos. Foto cortesía de D. Astridge, Departamento de Industria Primaria y Pesquera del Estado de Queensland, Australia.


Lea más

Investigadores de EE.UU. y de Australia colaboran para combatir insectos de la fruta

Por Dennis O'Brien
13 de marzo 2009

Controlar dos especies de insectos semitropicales que dañan una variedad amplia de frutas y frutos secos es el objetivo de un proyecto que involucra científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y de Australia.

Entomólogo Jeffrey Aldrich y químico Ashot Khrimian, quienes trabajan en el Laboratorio del Biocontrol y el Comportamiento de Insectos Invasores mantenido por el ARS en Beltsville, Maryland, están evaluando una feromona sintética que ellos produjeron para utilización en trampas.

Anteriormente, los investigadores habían identificado lo que ellos sospechan eran feromonas distintivamente diferentes emitidas por la chinche manchadora del plátano, Amblypelta lutescens, y otro insecto dañoso, A. nitida, para atraer a los machos. Aldrich y Khrimian ahora están evaluando un compuesto que ellos creen es igual a la feromona emitida por los machos A. lutescens para atraer las hembras. Los científicos esperan desarrollar un compuesto que atrae A. nitida.

Este trabajo es parte de un proyecto cooperativo entre ARS y el Departamento de Industria Primaria y Pesquera del estado de Queensland en Australia. Los australianos están patrocinando la investigación porque los insectos son plagas mayores en áreas tropicales y semitropicales, atacando mangos, pacanas, chirimoya de Florida, anacardos y aguacates. Los insectos son imprevisibles, imposibles de ver, y producen manchas podridas que hacen la fruta invendible.

Como parte del acuerdo, científicos australianos están capturando A. lutescens, poniéndolas en recipientes de vidrio y sacando el aire alrededor de los insectos para extraer los gases emitidos por ellos. Los investigadores usan solventes para extraer los compuestos. Los investigadores del ARS están comparando la composición química de esos compuestos con el compuesto sintetizado.

Este intento también podría ayudar a los granjeros estadounidenses. Los insectos son miembros del grupo llamado "insectos del pie de hoja", los cuales son miembros de la familia Coreidae. Los investigadores todavía no han identificado cualesquiera feromonas de atracción para los miembros de esta familia.

Los insectos Coreidae son una amenaza emergente debido a la proliferación de cultivos genéticamente modificados. El maíz, algodón, soya y otros cultivos genéticamente modificados tienen la capacidad de resistir plagas específicas y de este modo han reducido la necesidad de utilizar insecticidas, pero las aplicaciones periódicas ayudaban a controlar los insectos Coreidae.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.