Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Un nutriente sostiene la salud ósea con el tiempo / 14 de enero 2009 / Noticias del Servicio deInvestigación Agrícola, USDA

Un surtido de frutas y verduras vistosas.
Los pigmentos vegetales comúnmente encontrados en las frutas y verduras vistosas parecen tener un efecto protector contra la pérdida de hueso en los adultos mayores, según los resultados de un nuevo estudio. Foto cortesía de los Institutos Nacionales de la Salud.


Lea más

Un nutriente sostiene la salud ósea con el tiempo

Por Rosalie Marion Bliss
14 de enero 2009

Los hallazgos de un nuevo estudio indican que algunos pigmentos naturales encontrados en plantas podrían ayudar a proteger contra la pérdida de hueso en hombres y mujeres mayores.

Investigadores patrocinados por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) reportaron los hallazgos en un artículo publicado recientemente en 'American Journal of Clinical Nutrition' (Revista Americana de Nutrición Clínica).

El estudio fue dirigido por epidemióloga Katherine Tucker en el Centro Jean Mayer de Investigación de Nutrición Humana del Envejecimiento en la Universidad Tufts in Boston, Massachusetts. Tucker es líder del Programa de Investigación de Evaluación Dietética y Epidemiología allí.

Otros estudios han mostrado que el consumo de frutas y verduras beneficia a los huesos. Los antioxidantes biológicos en frutas y verduras, tales como los carotenoides, protegen las células y tejidas contra daños causados por los radicales libres de oxígeno, los cuales son producidos naturalmente por el cuerpo humano. Tales nutrientes vegetales podrían ayudar a proteger el esqueleto reduciendo el estrés oxidativo y, de este modo, impidiendo la degradación o reabsorción de hueso.

Los investigadores examinaron los efectos potenciales de carotenoides individuales y del consumo total de carotenoides en la densidad mineral ósea. Los carotenoides estudiados incluyeron alfa caroteno, beta caroteno, beta criptozantina, licopeno, y luteína y zeaxantina.

Para el estudio observacional, los investigadores monitorearon cambios en la densidad mineral ósea en dos áreas de la cadera y la espina lumbar en voluntarios masculinos y femeninos que tienen una edad de 75 años por término medio y que fueron participantes en el Estudio Framingham de Osteoporosis. Entre estos voluntarios, 213 hombres y 390 mujeres se midieron a principios del estudio y otra vez después de cuatro años.

Durante los cuatro años del estudio, los carotenoides se relacionaron con algún nivel de protección contra pérdidas en la densidad mineral ósea en la cadera en los hombres y en la espina lumbar en los mujeres. Los investigadores no observaron ninguna relación en otros sitios de los huesos.

Los resultados indican que hay un efecto protector de los carotenoides, especialmente con el licopeno, contra la pérdida de hueso en los adultos mayores. Los investigadores concluyeron que los carotenoides podrían explicar, en parte, los efectos protectores previamente observados del consumo de frutas y verduras con relación a la densidad mineral ósea.

Para ver los niveles de carotenoides individuales en alimentos específicos, lea 'Informes por Nutrientes Individuales' (Reports by Single Nutrients) disponibles en línea en: http://www.ars.usda.gov/Main/docs.htm?docid=15869.

ARS es una agencia de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 1/14/2009