Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Nueva herramienta minimiza el escurrimiento de nutrientes / 23 de diciembre 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Un nuevo aparato que entierra los desperdicios de aves de corral en zanjas poco profundas en los campos agrícolas para proveer un fertilizante natural y controlar el escurrimiento de los nutrientes excedentes.
Un nuevo aparato desarrollado por investigadores del ARS entierra los desperdicios de aves de corral—un fertilizante natural para los campos agrícolas—en zanjas poco profundas para reducir el escurrimiento de los nutrientes excedentes. Foto cortesía de Thomas R. Way con el ARS.


Lea más

Nueva herramienta minimiza el escurrimiento de nutrientes

Por Laura McGinnis
23 de diciembre 2008

Una nueva herramienta desarrollada por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) aplica los desperdicios avícolas a los campos en zanjas poco profundas, reduciendo el escurrimiento de nutrientes excedentes tales como fósforo y nitrógeno.

Los desperdicios avícolas—una combinación de estiércol de aves de corral y material de lecho, tal como virutas de pino o cáscaras de cacahuetes o arroz—es un fertilizante natural. El método convencional de aplicarlos a los campos es con un esparcidor, el cual dispersa los desperdicios por toda la superficie del suelo. Ya que los desperdicios se quedan encima del suelo, ellos son vulnerables al escurrimiento durante las lluvias fuertes.

Una nueva herramienta desarrollada por ingeniero agrícola Thomas R. Way y sus colegas en el Laboratorio Nacional de la Dinámica del Suelo mantenido por el ARS en Auburn, Alabama, ofrece una solución. Esta herramienta excava zanjas de dos a tres pulgadas de profundidad en el suelo. La herramienta luego aplica los desperdicios avícolas en las zanjas y los cubre con suelo. Enterrar los desperdicios reduce significativamente el riesgo del escurrimiento.

Diseñado para sujetar a un tractor, el aplicador de desperdicios puede excavar cuatro zanjas mientras pasando encima del campo.

Colaboradores en seis estados han usado el aparato diseñado por Way en sus investigaciones, con resultados positivos. En un proyecto, Way trabajó con Dan Pote, un científico del suelo en el Centro Dale Bumpers de Investigación de Granjas Pequeñas mantenido por el ARS en Booneville, Arkansas. Los científicos aplicaron los desperdicios en parcelas de zacate bermuda, y entonces regaron el campo con un simulador de lluvia.

Cuando los desperdicios fueron aplicados con la nueva herramienta, el escurrimiento de fósforo y nitrógeno se redujo por el 80 por ciento al 95 por ciento comparado con el escurrimiento después de las aplicaciones convencionales.

Way también colaboró con científicos del ARS por todo el país para examinar la eficacia de la herramienta con diferentes cultivos. Ellos usaron la nueva herramienta en experimentos en campos de maíz en Alabama, Kentucky y Maryland; en campos de algodón en Misisipí y Georgia; y en el zacate bermuda y la festuca alta en Alabama.

Sus resultados mostraron que la nueva herramienta podría reducir significativamente la contaminación de agua cuando usada para aplicar los desperdicios avícolas a una variedad de cultivos. Ahora el ARS está solicitando una patente para la herramienta y y está buscando socios comerciales para fabricar y venderla.

ARS es una agencia de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 12/23/2008