Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Estudio indica que el té de hibisco puede ayudar a bajar la presión sanguínea / 10 de noviembre 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Taza del té de hibisco
En un nuevo estudio, beber el té de hibisco bajó la presión sanguínea en voluntarios adultos que tienen un estado prehipertensivo o son ligeramente hipertensos. Foto cortesía de la empresa Celestial Seasonings.


Lea más

Estudio indica que el té de hibisco puede ayudar a bajar la presión sanguínea

Por Rosalie Marion Bliss
10 de noviembre 2008

En un estudio científico, el consumo del té de hibisco bajó la presión sanguínea en un grupo de adultos que tuvieron prehipertensión o la hipertensión ligera, según un informe presentado hoy por la científica de nutrición Diane McKay durante la conferencia anual de la Asociación Americana del Corazón en Nueva Orleans, Luisiana. La hipertensión es una condición en la cual la presión sanguínea es crónicamente alta. Esta condición afecta un tercio de todos los adultos estadounidenses.

La investigación por McKay fue patrocinada por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), una agencia de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés), y Celestial Seasonings de Boulder, Colorado. Celestial Seasonings es una marca del Hain Celestial Group, Inc. McKay trabaja en el Laboratorio de Investigación de Antioxidantes, parte del Centro Jean Mayer de Investigación de Nutrición Humana sobre el Envejecimiento mantenido por USDA en la Universidad Tufts en Boston, Massachusetts.

En un ensayo clínico, McKay probó 65 voluntarios, de edades de 30 a 70 años, que tuvieron una presión arterial sistólica de 120 a 150 milímetros de mercurio (mmHg) y una presión arterial diastólica de 95 mmHg o menos al principio del estudio. La presión sanguínea de120/80 (120 sobre 80) o más se considera un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca, el ataque apoplético y la enfermedad renal.

Por seis semanas, la mitad del grupo fue seleccionada al azar para tomar diariamente tres tazas del té de hibisco. Los otros participantes tomaron una bebida placebo que contuvo sabor y color artificial del hibisco. Los investigadores avisaron a todos los participantes a continuar su dieta usual y mantener su nivel normal de actividad. Antes de comenzar el estudio, los investigadores midieron la presión sanguínea de los participantes dos veces--al principio y al fin de una semana--y a intervalos semanales a partir de entonces.

Los hallazgos muestran que los voluntarios que tomaron el té de hibisco tuvieron una reducción de 7,2 puntos en su presión arterial sistólica, comparada con una reducción de 1,3 puntos en los voluntarios que tomaron la bebida placebo.

En un análisis de un subgrupo, 30 voluntarios con los niveles más altos de presión arterial sistólica al principio del estudio (129 o más) tuvieron una reacción más grande al consumo del té de hibisco comparados con los que tomaron la bebida placebo. Su presión arterial sistólica se redujo por 13,2 puntos, su presión arterial diastólica se redujo por 6,4 puntos, y su presión arterial media se redujo por 8,7 puntos.

Estos datos apoyan la idea de que tomar el té de hibisco en una cantidad fácilmente incorporada en la dieta podría tener un papel clave en controlar la presión sanguínea, aunque más investigaciones se necesitan.

Última Modificación: 11/10/2008
Footer Content Back to Top of Page