Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Los parásitos y el cambio global: Patrones del pasado, proyecciones del futuro / 14 de octubre 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Hielo de fusión en Islandia
Los cambios ambientales y climáticos llevan a modificaciones en hábitats que están reflejadas en las asociaciones biológicas. Investigadores están estudiando los cambios evolutivos entre parásitos tales como las tenias y sus huéspedes para descubrir pistas sobre cómo estas asociaciones biológicas complejas podrían cambiar en el futuro. Foto cortesía de Eric Hoberg, ARS.


Lea más

Los parásitos y el cambio global: Patrones del pasado, proyecciones del futuro

Por Ann Perry
14 de octubre 2008

A lo largo de la historia, los disturbios ambientales y el cambio climático global han influenciado fuertemente en cómo los humanos están afectados por parásitos, según el parasitólogo Eric P. Hoberg. Él trabaja en el Laboratorio de Enfermedades Parasitarias de Animales mantenido por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Beltsville, Maryland.

Ahora, Hoberg y Daniel R. Brooks, quien es zoólogo con la Universidad de Toronto en Canadá, han formulado una nueva teoría para explicar las historias evolutivas y geográficas de las asociaciones complejas de huéspedes y sus parásitos.

Durante los últimos 300 millones de años, episodios repetidos de disturbios ambientales han ejercido una influencia extendida en la distribución de los huéspedes, los patógenos y las enfermedades. Estos disturbios pueden limitar--o aumentar--la capacidad de un patógeno de moverse a un nuevo huésped o una nueva región geográfica, y son una parte clave de entender la relación entre los cambios ecológicos y el surgimiento de enfermedades.

Por ejemplo, las tenias sobrevivieron el evento de extinción que mató los dinosaurios "brincando" de sus huéspedes reptiles antiguos a las aves marinas y luego a los mamíferos marinos. Durante las épocas glaciares, las cuales terminaron solamente hace 10.000 años, el movimiento de huéspedes y parásitos afectaron las distribuciones actuales a través del terreno y el mar.

Hoberg y Brooks proponen que los patrones evolutivos parecidos, determinados por lo que se conoce como el intercambio de huéspedes o la colonización geográfica, continuarán mientras la perturbación ambiental, incluyendo el cambio climático global, llegará a ser más pronunciada.

Las lecciones aprendidas de la historia de la Tierra pueden proveer una base para entender cómo estas asociaciones biológicas complejas responderán mientras el clima se calienta y los hábitats cambian. Estos patrones y las asociaciones enfatizan la conexión entre los disturbios ecológicos y las relaciones cambiantes entre los huéspedes y el surgimiento de enfermedades.

Un cambio climático acelerado y el disturbio resultante de la continuidad ecológica producirán cambios globales que podrían contribuir al surgimiento y la transmisión de novedosos patógenos, parásitos y enfermedades. Estos cambios potencialmente dramáticos podrían tener un papel importante en la salud humana y la productividad agrícola.

Entender las interacciones y los sistemas históricos entre huéspedes y parásitos durante cientos de millones de años--incluyendo el pasado relativamente reciente--es imprescindible para abordar exitosamente los desafíos que emergerán de este cambio ambiental dinámico.

Un artículo sobre esta investigación fue publicado en la revista 'Journal of Biogeography' (Revista de Biogeografía) de septiembre 2008.

ARS es una agencia de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 10/14/2008
Footer Content Back to Top of Page