Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

La basura urbana y los desperdicios de la granja podrían producir una energía limpia / 7 de octubre 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

El técnico David Bozzi y la microbióloga Diana Franqui examinan muestras de pulpa de plantas y de la basura urbana. Enlace a la información en inglés sobre la foto
El técnico David Bozzi y la microbióloga Diana Franqui estudian muestras de pulpa de plantas y de la basura urbana como una fuente potencial de bioenergía.


Lea más

La basura urbana y los desperdicios de la granja podrían producir una energía limpia

Por Marcia Wood
7 de octubre 2008

La basura doméstica del mañana podrían ser mezclada con los residuos de las cosechas de los campos agrícolas, los huertos y las viñas para producir etanol y otros tipos de bioenergía. Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están investigando esta estrategia amigable con el medio ambiente en sus laboratorios en el Centro de Investigación de la Región Occidental mantenido por el ARS en Albany, California.

En la mayoría de los casos, los desperdicios agrícolas tales como la paja de arroz, las cáscaras de almendras y las hojas externas de lechuga requieren un pretratamiento antes de que utilizarlas como una materia prima de bioenergía. Esto es según Kevin Holtman, un químico con el ARS que está desarrollando los detalles del enfoque de basura convertida en gasolina.

La basura urbana, conocida como los desperdicios sólidos urbanos (MSW por sus siglas en inglés) también requerirá un pretratamiento, dice Holtman.

La basura se procesará en un gran autoclave, el cual es un aparato que funciona semejante a una olla a presión convirtiendo MSW en masas de peso ligero y color gris. Después del pretratamiento, los desperdicios agrícolas y MSW se transferirán a un biofermentador. Las levaduras y las enzimas se agregarán para producir etanol.

Holtman y sus colegas David Bozzi, quien es técnico de ingeniería, y Diana Franqui, quien es microbióloga, están determinando las mejores maneras de utilizar solamente agua y calor, en vez de productos químicos peligrosos, para pretratar los desperdicios agrícolas, de este modo asegurando que el proceso de biorefinación es amigable con el medio ambiente.

El grupo, parte de la Unidad de Investigación de la Química y la Ingeniería de los Bioproductos en el centro de investigación en Albany, está colaborando en los intentos de investigación y desarrollo con la empresa Comprehensive Resources, Recovery and Reuse Inc. o 'CR3' de Reno, Nevada, y con la Autoridad de Desperdicios Sólidos del Valle Salinas de California.

Además de producir biocombustibles, la biorefinería también reducirá el volumen en los vertederos y minimizará la necesidad de construir vertederos adicionales.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de octubre 2008.

ARS es una agencia de investigaciones cientificas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 10/7/2008
Footer Content Back to Top of Page