Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Medir la humedad en los granos podrían ayudar a impedir los insectos y mohos / 28 de agosto 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Silo de granos
Medir los niveles del dióxido de carbono—junto con la humedad y la temperatura—podría ayudar a detectar más eficazmente los problemas relacionados con los insectos y mohos. Foto cortesía del Microsoft Clipart.


Lea más

Medir la humedad en los granos podrían ayudar a impedir los insectos y mohos

Por Sharon Durham
28 de agosto 2008

La temperatura en los silos de granos almacenados se monitorea regularmente para controlar infestaciones por los insectos y mohos. Ahora un científico del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas en la Universidad Estatal de Kansas (KSU por sus siglas en inglés) reportan que los resultados preliminares de un estudio indican que monitorear los niveles del dióxido de carbono--junto con la humedad y temperatura--en los silos también podría ayudar a detectar más eficazmente las infestaciones.

La humedad y la temperatura de los granos son los factores principales que afectan el deterioro de los granos en almacenamiento. Si no hay vigilancia y control de estos factores, la calidad de los granos puede deteriorar rápidamente debido al crecimiento de mohos y infestación por insectos.

El ingeniero Paul Armstrong, quien trabaja en el Centro del Mercadeo y la Producción de Granos mantenido por el ARS en Manhattan, Kansas, colaboró con Haidee Gonzales y Ronaldo Maghirang, quienes son investigadores con la KSU, para monitorear un simulado silo de almacenamiento durante el proceso de aireación de los granos. Su objetivo fue determinar si los granos con niveles altos de humedad o condiciones adversas de almacenamiento podrían ser detectados utilizando sensores para medir la humedad relativa, la temperatura y los niveles del dióxido de carbono.

La humedad relativa y la temperatura pueden ser usadas para estimar la humedad de los granos, y los niveles del dióxido de carbono indican la cantidad de respiración causada principalmente por los mohos. Con la tecnología actual, sensores de la humedad relativa y la temperatura pueden ser colocados en puntos múltiples dentro de la masa de granos. El sensoramiento del dióxido de carbono es más factible en los conductos de aireación.

En el estudio, los investigadores colocaron sensores en profundidades diferentes dentro del silo. Granos con niveles altos de humedad--componiendo casi el 11 por ciento del volumen total--fueron colocados en la parte de arriba del silo, y produjeron cantidades grandes del dióxido de carbono, las cuales fueron fácilmente detectadas durante la aireación en la mayoría de los casos.

Bajar la temperatura de los granos por aireación disminuyó la cantidad del dióxido de carbono producida. Esto hizo más difícil la detección del dióxido de carbono a menos que el sensor del dióxido de carbono se coloque muy cerca al grano húmedo.

El sensoramiento de la humedad relativa y la temperatura proveyó buenas estimaciones de la humedad de los granos en todas condiciones. Pero con algunas condiciones de los granos, los niveles altos del dióxido de carbono continuaron en granos considerados estar en condiciones seguras de humedad y temperatura. Combinar las medidas de la humedad relativa, la temperatura y el dióxido de carbono proveyeron medidas relativamente precisas del nivel de humedad en los granos junto con las condiciones generales de almacenamiento.

ARS es una agencia de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 8/28/2008
Footer Content Back to Top of Page