Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Bacterias que producen el hidrógeno ofrecen una energía limpia / 25 de agosto 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Estación de repostaje de hidrógeno para vehículos.
Investigadores han identificando algunas bacterias—las cuales tienen la capacidad de realizar la fijación de nitrógeno—que también producen y sueltan hidrógeno. Estas bacterias podrían ser una nueva fuente de hidrógeno para las células de combustible. Foto cortesía del Departamento de Energía


Lea más

Bacterias que producen el hidrógeno ofrecen una energía limpia

Por Rosalie Marion Bliss
25 de agosto 2008

Una nueva "tecnología verde" desarrollada por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (NC State) podría llevar a la producción de hidrógeno por bacterias que tienen la capacidad de fijar nitrógeno.

Fuentes renovables de energía—tales como hidrógeno—que no producen contaminantes o gases de invernadero se necesitan para resolver las faltas globales de energía. Los combustibles fósiles tales como carbón, petroleo y gas natural son fuentes de energía no renovables que están implicadas en el calentamiento global.

La nueva tecnología es prometedora como una fuente de hidrógeno para utilización en la tecnología de células de combustible. Los aparatos que usan células de combustible combinan hidrógeno y oxígeno para producir electricidad y agua, y son considerados eficaces, callados y libres de contaminantes. Las células de combustible actualmente están siendo probadas en una gama amplia de productos, incluyendo coches que producen emisiones de solamente el vapor de agua.

La nueva tecnología fue desarrollada por Paul Bishop y Telisa Loveless, quienes son científicos con el ARS, y Jonathan Olson y José Bruno-Bárcena, quienes son investigadores con NC State. Los inventores han solicitado una patente sobre la tecnología.

Las bacterias que pueden fijar nitrógeno tienen un papel clave en la agricultura. Las bacterias viven en el suelo y en ciertas raíces de plantas, y convierten el nitrógeno de la atmósfera en una forma química que las plantas pueden usar para sustentar su crecimiento. Los investigadores desarrollaron una manera de identificar las cepas de estas bacterias que producen hidrógeno.

Hace más de dos décadas, Bishop demostró los aspectos novedosos de la capacidad de las bacterias de fijar nitrógeno. El grupo agregó a esos descubrimientos desarrollando un método que usa un agente de selección para identificar las cepas bacterianas que producen hidrógeno. El agente de selección les permite a los investigadores a identificar estas cepas sin la necesidad de secuenciar el genoma de las bacterias o modificarlas genéticamente.

Con el uso del agente de selección, los inventores identificaron un gen que inactiva el sistema de absorción de hidrógeno de las bacterias para que ellas suelten todo el hidrógeno producido. Ya que las células bacterianas no pueden reciclar el hidrógeno, el hidrógeno producido por ellas puede ser capturado y utilizado como un combustible cuyos subproductos son agua y calor.

Para conseguir información sobre cómo obtener una licencia para utilizar esta nueva tecnología, póngase en contacto con la Oficina de Transferencia de Tecnología del ARS o la Oficina de Transferencia de Tecnología de NC State.

ARS es una agencia de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 8/25/2008
Footer Content Back to Top of Page