Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Niveles aumentados del dióxido de carbono benefician a algunas malezas invasoras / 9 de junio 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

El coquillo amarillo.
Niveles aumentados del dióxido de carbono podrían promover el crecimiento del cebollín y el coquillo amarillo--dos malezas invasoras que crecen rápidamente y plagan a los granjeros y jardineros en muchos estados de EE.UU. Foto cortesía de Jeff Stachler, Universidad Estatal de Ohio, Bugwood.org


Lea más

Niveles aumentados del dióxido de carbono benefician a algunas malezas invasoras

Por Laura McGinnis
9 de junio 2008

Niveles aumentados del dióxido de carbono (CO2) podrían promover el crecimiento del cebollín y el coquillo amarillo—dos malezas invasoras que crecen rápidamente y que plagan a los granjeros y jardineros en muchos estados.

Ésta es la conclusión del fisiólogo de plantas Hugo Rogers y sus colegas en el Laboratorio Nacional de la Dinámica del Suelo mantenido por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Auburn, Alabama.

En colaboración con sus colegas del ARS y de la Universidad de Auburn, Rogers cultivó el cebollín (Cyperus rotundus L.) y el coquillo amarillo (C. esculentus L.) en cámaras diseñadas para imitar los niveles atmosféricos de CO2 que se predicen para el próximo siglo—como dos veces más que los niveles actuales.

Los investigadores descubrieron que ambas especies se beneficiaron de los niveles aumentados de CO2, particularmente el cebollín.

Aunque ninguna de las dos especies es nativa de EE.UU., ambas se encuentran en todas partes del país. El cebollín puede tolerar temperaturas extremadamente altas y es un problema mayor en la región sureña de EE.UU. El coquillo amarillo es mejor adaptado a los climas más templados.

Ambas especies desplazan las plantas nativas y reducen los rendimientos de una variedad amplia de cultivos agrícolas importantes tales como maíz, algodón y arroz. Estas malezas se extienden por rizomas y tubérculos subterráneos, y son extremadamente difíciles de controlar.

Los científicos en Auburn observaron que ambas especies crecieron más grandes en las cámaras con niveles aumentados de CO2 que en las cámaras sin aumentos en CO2. Las plantas expuestas a los niveles aumentados de CO2 tuvieron más tubérculos y una mejor eficacia en el uso de agua, indicando que estas malezas podrían ser más competitivas en un ambiente con CO2 aumentado. Esto podría llevar a rendimientos reducidos de cultivos y el desplazamiento de la flora nativa.

Un artículo sobre esta investigación fue publicado recientemente en la revista 'Journal of Environmental Quality' (Revista de Calidad Ambiental) y es el primero en una serie de artículos sobre los efectos de CO2 en las malezas invasoras.

ARS es una agencia principal de investigaciones científicas del USDA.

Última Modificación: 6/9/2008
Footer Content Back to Top of Page