Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Monitoreando la labranza de conservación/ 24 de abril 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Campo con la labranza de conservación.
Imágenes provistas por satélite ahora están ayudando a los investigadores a evaluar la tasa de utilización y la eficacia de la labranza de conservación, y están reduciendo la necesidad de inspecciones de campos en persona para asegurar conformidad con programas federales del reparto de costes. Foto cortesía de USDA-NRCS.


Lea más

Monitoreando la labranza de conservación

Por Sharon Durham
24 de abril 2008

Para averiguar el número de acres que están siendo cultivados con la labranza de conservación, los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están utilizando una herramienta algo sorprendente: un satélite.

Los científicos de suelo Dana G. Sullivan y Timothy C. Strickland, quienes trabajan en la Unidad Sudeste de Investigación de Cuencas mantenida por ARS en Tifton, Georgia, y Mark Masters, un economista de recursos con el Centro de Política de Agua mantenido por la Universidad Estatal de Albany en Albany, Georgia, han creado y evaluado unos mapas de la labranza de conservación usando imágenes provistas por el satélite Landsat TM 5. Los investigadores informan sobre sus hallazgos en la revista 'Journal of Soil and Water Conservation' (Revista de la Conservación del Suelo y Agua) de mayo/junio.

La labranza de conservación es una de las prácticas de conservación muy extensamente adaptada. Ésta incluye cualquier método de labranza que reduce al mínimo el rompimiento de la superficie del suelo, dejando por lo menos el 30 por ciento de los residuos del cultivo previo después de plantar otro cultivo. Se cree que la labranza de conservación ha ayudado a mejorar la calidad del suelo, reducir el escurrimiento, y reducir los costos de combustible para los granjeros.

La técnica de utilizar mapas creados por satélite es prometedora para afinar los intentos nacionales de monitorear cambios en la adopción de la labranza de conservación con el tiempo, evaluar la eficacia del proceso de escoger los sitios donde se usa la labranza de conservación, y reducir la necesidad para inspecciones personales de campos para asegurar conformidad con los programas federales del reparto de costes.

En el 2004, aproximadamente 113 millones de acres de campos agrícolas en EE.UU. tenían alguna forma de labranza de conservación. Sin embargo, no hay un sistema nacional para continuar a monitorear regularmente estos intentos.

Usando las imágenes de satélite, el grupo de Sullivan colectó datos de un área de 230.000 acres centrada en la Cuenca Experimental del Río Pequeño en Tifton. Ésta es una de las 14 cuencas designadas para inclusión en el Estudio de Evaluación de Cuencas como parte del Proyecto de Evaluar los Efectos de Conservación (CEAP por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés).

Junto con los datos de satélite, los investigadores realizaron inspecciones personales que identificaron 61 sitios de la labranza de conservación y 77 sitios de la labranza convencional.

Los resultados de este estudio proveen una base para comenzar a evaluar los impactos de la adopción y colocación de la labranza de conservación en la Cuenca Experimental del Río Pequeño. Los mapas derivados por satélite y creados durante el estudio directamente contribuyen a los intentos nacionales de evaluar los resultados de las prácticas de conservación en programas federales del reparto de costes.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del USDA.

Última Modificación: 4/24/2008
Footer Content Back to Top of Page