Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El duramen del árbol ayuda a combatir la muerte repentina del roble / 8 de abril 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Roble mostrando indicios de la muerta repentina del roble. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Extractos del duramen de ciertos tipos de árboles pueden parar el agente que causa la muerta repentina del roble, la cual es una enfermedad que devasta robles como éste que está mostrando indicios del problema.


Lea más

El duramen del árbol ayuda a combatir la muerte repentina del roble

Por Laura McGinnis
8 de abril 2008

Ayuda podría estar en camino para las más de 100 especies de plantas susceptibles a la muerte repentina del roble (SOD por sus siglas en inglés). El científico Daniel Manter, quien es fisiólogo de plantas con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), ha descubierto que los extractos del duramen del árbol pueden limitar el crecimiento de Phytophthora ramorum, el microbio que causa esta enfermedad devastadora.

Desde su aparición por primera vez en la Costa Occidental de EE.UU. a mediados de los años noventa, SOD ha matado aproximadamente 1 millón de robles y robles grises. Por muchos años, científicos han sabido que el duramen del árbol contiene compuestos antimicrobianos protectores, pero no se sabía si estos compuestos podrían proveer protección contra P. ramorum.

Manter, con la Unidad de Investigación de Suelo y Nutrientes de Plantas mantenida por el ARS en Fort Collins, Colorado, y sus colegas expusieron algunas esporas de P. ramorum a compuestos, astillas y aceites esenciales extraídos del duramen. Ellos descubrieron que los extractos del cedro de incienso, la tuya roja occidental, el ciprés de nootka, el enebro occidental, y el cedro blanco destruyeron las esporas de P. ramorum y inhibieron el crecimiento de las células fúngicas.

Los extractos de la tuya roja occidental y del cedro de incienso dañaron dos veces más esporas que los extractos del ciprés de nootka, el enebro occidental y el cedro blanco. Los extractos del abeto de Douglas y de la secuoya, los cuales también fueron examinados en el estudio, mostraron una poca a ninguna actividad antimicrobiana contra el patógeno.

Los extractos del duramen del árbol podrían proveer herramientas fáciles de utilizar, eficaces y amigables con el medio ambiente para el control de SOD. El duramen se podría procesar en virutas, serrín, astillas o extractos líquidos. Estos materiales luego se podrían distribuir en áreas con mucha actividad humana--tales como en los caminos de parques, pasajes peatonales, y carriles bici--para reducir el movimiento de las esporas y prevenir la transmisión de la enfermedad.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de abril 2008.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés). Esta investigación fue realizada en colaboración con científicos del Servicio Forestal del USDA, y la Universidad Estatal de Oregón.

Última Modificación: 4/11/2008
Footer Content Back to Top of Page