Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Cuando se habla de la col lombarda, más es mejor / 28 de febrero 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

La col lombarda
Los investigadores del ARS han identificado 36 compuestos saludables que están presentes en la col lombarda.


Lea más

Cuando se habla de la col lombarda, más es mejor

Por Rosalie Marion Bliss
28 de febrero 2008

Los pigmentos vegetales llamados antocianinas les dan a las frutas y verduras los colores de azul, púrpura y rojo. Ahora algunos científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están aprendiendo más sobre estos pigmentos y su absorción en la corriente sanguínea.

Las antocianinas son un grupo de compuestos que son nutrientes vegetales del tipo llamado flavonoides. Científicos del ARS han identificado 36 antocianinas en la col lombarda, incluyendo ocho que nunca han sido detectadas anteriormente en la col.

El estudio fue realizado en el Centro de Investigación sobre Nutrición Humana (BHNRC por sus siglas en inglés) mantenido por ARS en Beltsville, Maryland, donde científicos han desarrollado métodos para identificar y medir varios fitonutrientes en frutas y verduras. La fisióloga Janet Novotny, la nutricionista Beverly Clevidence, el fisiólogo de plantas Steven Britz y el investigador asociado Craig Charron, todos con el Laboratorio de Componentes Alimentarios del BHNRC, publicaron los hallazgos en 'Journal of Agricultural and Food Chemistry' (Revista de Química Agrícola y Alimentaria).

Hay indicios emergentes de que las antocianinas podrían proveer protección contra el cáncer, mejorar el funcionamiento del cerebro y promover la salud cardíaca. Un estudio anterior por ARS mostró que algunas antocianinas rindieron dos veces la cantidad del poder antioxidante de la misma cantidad de vitamina C en tubos de ensayo, aunque la cantidad absorbida por el cuerpo humano no fue estudiada.

Doce voluntarios consumieron tres diferentes cantidades de la col lombarda cocinada, junto con una dieta completa de alimentos cuidadosamente controlados. Cada voluntario terminó tres regímenes alimentarios de dos días, los cuales incluyeron 2/3 taza, 1-1/3 tazas, o 2 tazas de la col lombarda. Los voluntarios pudieron absorber la cantidad más grande de antocianinas cuando se les dieron la porción más grande de la col lombarda cocinada.

Interesantemente, las antocianinas identificadas por los investigadores no eran absorbidas igualmente, como medida por la porción del compuesto ingerido que llegó a la corriente sanguínea. Aproximadamente el 80 por ciento de las antocianinas de la col probadas fueron aciladas--es decir, pegadas a grupos acilos, con resultado de que las antocianinas eran más estables y menos absorbibles. Las antocianinas no aciladas eran por lo menos cuatro veces más biodisponibles, o absorbidas, que las antocianinas aciladas.

Estos hallazgos podrían ayudar a los criadores de plantas a desarrollar variedades de plantas con estructuras claves y cantidades útiles de antocianinas.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 2/28/2008