Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Tamaño de porciones y densidad de energía son componentes claves en el consumo calórico de niños / 14 de diciembre 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Tres niños comen una comida. Enlace a la información en inglés sobre la foto
El consumo calórico de los niños depende de la cantidad de alimento consumido—y la densidad calórica de cada alimento.


Lea más

Tamaño de porciones y densidad de energía son componentes claves en el consumo calórico de niños

Por Alfredo Flores
14 de diciembre 2007

Es bien conocido que no es sólo la cantidad de alimento consumido, sino también la cantidad de calorías -- la energía alimenticia en las porciones servidas -- que hacen el control de peso tan difícil. Sin embargo, hasta recientemente, no ha sido probado el papel de la densidad de energía alimenticia en la reacción fisiológica del cuerpo de los niños al tamaño de las porciones de alimento.

Ahora un estudio en el Centro de Investigación de Nutrición de Niños (CNRC por sus siglas en inglés) mantenido por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Houston, Texas, ha mostrado que servir porciones grandes de alimentos que tienen una alta densidad de energía resulta en un consumo considerable de calorías adicionales por estudiantes preescolares estadounidenses.

El CNRC es dirigido por el Colegio Baylor de Medicina en colaboración con el Hospital de Niños de Texas y ARS, la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Desde los años setenta, el tamaño medio de porciones de alimentos consumidos fuera y en la casa ha aumentado constantemente. Algunas investigaciones previas indicaron que doblar el tamaño de la porción del plato principal del estudiante preescolar aumenta por el 15 a 29 por ciento las calorías totales consumidas por el niño. Para este estudio de CNRC, 53 niños fueron seleccionados del área de Houston -- 28 chicas y 25 chicos, de 5 a 6 años de edad y representando una gama amplia de índices de masa corporal.

Al principio del estudio, los investigadores anotaron el peso y la altura de cada niño y sus preferencias alimentarias. Durante las próximas cuatro semanas, los investigadores sirvieron un plato principal especial de macarrones al gratén a los niños en porciones de o una o dos tasas y preparada con una densidad tradicional de energía de 1,3 kilocalorías por gramo, o una alta densidad de energía de 1,8 kilocalorías agregando grasa adicional.

Los resultados mostraron que los niños comieron un tercio más de calorías de su plato principal cuando servidos la versión con alta densidad de energía o porciones grandes. Sin embargo, combinar las porciones grandes con la versión del alimento con alta densidad de energía agregó la cantidad más alta de calorías adicionales a la comida. Cuando los niños se les sirvieron una porción grande del plato principal que contuvo una alta densidad de energía, ellos comieron el 75 por ciento más de calorías del plato principal y el 35 por ciento más calorías totales.

Estos hallazgos proveen nueva evidencia de que el tamaño de la porción y la densidad de energía de alimentos trabajan juntos en aumentar el consumo calórico durante comidas entre los niños de edad preescolar.

Última Modificación: 12/14/2007
Footer Content Back to Top of Page