Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Nuevo rociador de feromonas confunde las palomillas amorosas en los huertos / 27 de septiembre 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Rociador de bajo volumen aplica un flujo fino de líquido al dosel del manzano. Enlace a la información en inglés sobre la foto
La nueva técnica de rociada de bajo volumen desarrollada por el entomólogo del ARS Alan Knight entrega los ingredientes activos al dosel de árboles en un flujo fino y reduce el uso de agua de 100 galones por acre (con el método previo usando aire) a solamente 1,25 galones.


Lea más

Nuevo rociador de feromonas confunde las palomillas amorosas en los huertos

Por Jan Suszkiw
27 de septiembre 2007

Por décadas, los cultivadores de manzana y de pera han "adornado" sus huertos con cientos de dosificadores de plástico que emiten un atrayente químico de sexo, o feromona, para interrumpir el apareamiento de la palomilla de la manzana. Ahora, gracias a unos estudios por los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Wapato, Washington, cultivadores pronto podrían rociar la feromona como una alternativa.

Cultivadores tradicionalmente cuelgan los dosificadores en las ramas de árboles a mano—a menudo de 200 a 400 por acre. Este proceso es muy laborioso y costoso, según Alan Knight, un entomólogo con el Laboratorio de Investigación Agrícola de Yakima, mantenido por ARS en Wapato.

Aunque rociar la feromona no es una idea nueva, los intentos tempranos fueron impedidos por dificultades tecnológicas. En 2003, Knight decidió tratarlo basado en sus observaciones personales en 1999 mientras ensayando un tinte fluorescente que él agregó a un producto rociable y microencapsulado de feromona desarrollado por una compañía en Bend, Oregon.

Usando el tinte y una luz negra para examinar las densidades de microcápsulas en hojas de los árboles, Knight determinó que la entrega de la feromona a la palomilla de la manzana podría ser mejorada usando un rociador de ultra bajo volumen (ULV por sus siglas en inglés). Además de reducir el uso de agua de 100 galones a 1,25 galones por acre, el método desarrollado por Knight aumentó la tasa de deposición de la feromona microencapsulada por seis a 10 veces.

Sus pruebas en los huertos de manzana y de pera desde 2003 muestran que rociadas de ULV de cuatro a seis veces durante la temporada de cultivo interrumpieron el apareamiento de la palomilla de la manzana tan eficazmente como los dosificadores puestos a mano. Knight determinó este resultado basado en las cantidades de polillas capturadas y las reducciones en daños de fruta. En 2005, él expandió sus estudios para incluir rociadas de ULV con el insecticida esfenvalerate, el cual resultó en una reducción de 95 por ciento de huevos producidos por las palomillas.

Si no controladas, las larvas de las palomillas rápidamente barrenan dentro de la fruta cercana y arruinan su valor comercial. Además de manzanas y peras, esta plaga también ataca nueces.

Knight está ensayando las tasas reducidas de insecticida en combinación con la feromona. También está modificando el rociador para incluir un "ojo electrónico" para mandar pulsos del insecticida al centro del dosel del árbol.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de septiembre 2007.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 9/27/2007
Footer Content Back to Top of Page