Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El césped Panicum virgatum combina la bioenergía y la conservación / 13 de septiembre 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Foto en primer plano del césped Panicum virgatum. Enlace a la información en inglés sobre la foto
¿Cuáles de las variedades del césped Panicum virgatum son las mejores para revegetar las praderas nativas? Un investigador del ARS descubre la respuesta.


Lea más

El césped Panicum virgatum combina la bioenergía y la conservación

Por Linda Tokarz
13 de septiembre 2007

Algo importante para solucionar los problemas sobre energía en EE.UU. podría estar soplando en los vientos de la pradera, según Michael Casler, un genetista de plantas con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS). Él ha pasado los últimos 10 años cultivando nuevos tipos del césped Panicum virgatum, conocido en inglés como 'switchgrass', una planta nativa de más de ocho pies de altura que fue una parte integral de las praderas de césped alto que anteriormente dominaron el medio oeste de EE.UU.

En su papel como un cultivador de nuevos tipos de plantas, Casler está principalmente preocupado con los atributos de la planta relacionados con la bioenergía, incluyendo su capacidad de acumular grandes cantidades de biomasa y de tolerar la tensión ambiental. Casler trabaja en el Centro Estadounidense de Investigación de Forraje para las Vacas Lecheras, mantenido por ARS en Madison, Wisconsin.

Recientemente, él comenzó a considerar P. virgatum desde otro punto de vista—como un restaurador de las praderas previamente prístinas. Históricamente, un mar extenso de pastos se extendía desde Montana y los Dakotas hacia abajo hasta Texas, con áreas de pradera tan lejos al este como Nueva York. Ahora, con mucho de este terreno fragmentado o alterado, sólo queda un mosaico de vestigios de praderas.

Numerosos intentos federales, estatales y privados de conservación están buscando el mejor método para restablecer estas praderas vestigiales. Pero una cuestión de genealogía siempre se presenta: ¿Cuáles variedades de P. virgatum deben ser plantadas para mantener el legado genético de un sitio?

Algunos ecologistas insisten en usar sólo las variedades locales de P. virgatum que son ya establecidas por mucho tiempo. Otros sostienen que las variedades modernas pueden ser usadas apropiadamente.

Junto con el científico del ARS Kenneth Vogel en Lincoln, Nebraska, Casler quiere clarificar este asunto y, en cuanto sea posible, facilitar la tarea de restauración de los prados.

Después de caminar por dos veranos por las praderas nativas del medio oeste, recogiendo muestras y mandándolas a su laboratorio, Casler descubrió que los tipos de P. virgatum agronómicamente importantes hoy en día son casi idénticos genéticamente a sus antepasados.

Los hallazgos del estudio son buenas noticias para los restauradores de pradera, que podrían utilizar una selección más amplia de tipos de P. virgatum y variedades locales para los proyectos de conservación. Y los cultivadores de P. virgatum pueden tener satisfacción en saber que sus campos todavía son, en muchas maneras, simbólicos del pasado fértil de céspedes en este país.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de septiembre 2007.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 9/13/2007
Footer Content Back to Top of Page