Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

El impacto de cambios climáticos en el agua subterránea / 31 de agosto 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Mike Murphy y Rob Erskine miden la humedad del suelo en un campo.
Los científicos del ARS Mike Murphy (izquierda) y Rob Erskine miden la humedad del suelo en un campo en Oklahoma. Una parte de esa humedad lixiviará por el suelo debajo de la zona de raíces para recargar las reservas de agua subterránea. Estudios realizados por el hidrólogo Tim Green en Australia mostraron que los cambios climáticos afectan este proceso. Imagen cortesía de Tim Green.


Lea más

El impacto de cambios climáticos en el agua subterránea

Por Laura McGinnis
31 de agosto 2007

Niveles elevados de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera de la Tierra podrían tener un impacto serio en el aire, el clima y la vegetación. Ahora un científico con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) está estudiando qué podría suceder debajo del suelo.

Si los niveles atmosféricos de CO2 se doblan en este siglo, como predicen muchos modelos de clima, algunas áreas podrían tener grandes aumentos en la tasa de recarga del agua subterránea, el proceso por el cual el agua lixivia por el suelo y entra en las capas freáticas. Esta es la conclusión de un estudio reciente realizado por el científico del ARS Tim Green, un hidrólogo en la Unidad de Investigación de Sistemas Agrícolas mantenida por ARS en Fort Collins, Colorado.

Green colaboró con la Organización para la Investigación Científica e Industrial de la Mancomunidad Australiana (CSIRO por sus siglas en inglés) para investigar cómo el clima impacta el agua subterránea y la zona vadosa, la cual es la región entre la superficie del suelo y el nivel freático del agua subterránea.

La tasa en la cual el agua se filtra por la zona vadosa es controlada por interacciones entre el suelo, el agua y los sistemas de plantas. Green y sus colegas descubrieron que esta tasa fue acelerada por cambios en precipitación y temperatura, tales como aquellos que ellos anticipan como resultado de niveles elevados de CO2.

Los científicos desarrollaron un método para simular los efectos de niveles elevados de CO2 en plantas, el agua subterránea y la zona vadosa. Entonces ellos lo aplicaron a dos sitios en Australia—uno subtropical, uno mediterráneo—donde crecen eucalipto, pino y las hierbas perennes australianas. Ellos descubrieron que el sitio mediterráneo respondió más a los cambios en temperatura, y el clima subtropical fue más influenciado por la frecuencia y el volumen de precipitación.

En ambos sitios, los cambios al suelo, la precipitación y la transpiración de plantas como resultado de un clima simulado con dos veces la cantidad de CO2 también causó cambios significantes a la tasa de recarga al agua subterránea. Las tasas de recarga variaron de 34 por ciento más lentamente a 119 por ciento más rápidamente en el clima mediterráneo, y de 74 a 500 por ciento más rápidamente en el clima subtropical.

Aunque tasas reducidas de recarga podrían ocurrir, la tendencia general es hacia tasas aumentadas. Estudios adicionales investigarán si estos cambios beneficiarán o arriesgarán esos ecosistemas.

Un artículo sobre esta investigación fue publicado en 'Vadose Zone Journal' (Revista de la Zona Vadosa) de agosto.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 8/31/2007
Footer Content Back to Top of Page