Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

¿Es la granjería orgánica mejor que la cero labranza? / 10 de julio 2007 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

John Teasdale anota los datos sobre el crecimiento de malezas en un campo del trigo orgánico madurando al lado de una parcela recientemente cultivada del maíz orgánico. Enlace a la información en inglés sobre la foto
John Teasdale anota los datos sobre el crecimiento de malezas en un campo del trigo orgánico madurando al lado de una parcela recientemente cultivada del maíz orgánico.


Lea más

¿Es la granjería orgánica mejor que la cero labranza?

Por Don Comis
10 de julio 2007

La granjería orgánica puede acumular materia orgánica en el suelo mejor que la granjería convencional de la cero labranza, según un estudio de largo plazo por los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

Investigadores hicieron este descubrimiento durante un estudio de nueve años en el Centro Henry A. Wallace de Investigación Agrícola (BARC por sus siglas en inglés) en Beltsville, Maryland. BARC es mantenido por ARS, la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

El fisiólogo de plantas John Teasdale, con el Laboratorio de Sistemas Agrícolas Sostenibles mantenido por ARS en Beltsville, se sorprendió de descubrir que la granjería orgánica aumentó el suelo mejor que la cero labranza. Anteriormente se pensaba que la cero labranza agrega más materia orgánica al suelo porque elimina el arar y minimiza aun una labranza ligera para evitar dañar la materia orgánica y exponer el suelo a erosión.

La granjería orgánica, a pesar de su énfasis en acumular la materia orgánica en el suelo, en realidad fue pensado de poner en peligro el suelo porque confía en la labranza y cultivación en vez de utilizar herbicidas para matar malezas.

Pero el estudio de Teasdale mostró que la capacidad de la granjería orgánica de agregar materia orgánica con el abono y cultivos de cobertura adecuadamente compensa por las pérdidas causadas por la labranza.

Desde 1994 hasta 2002, Teasdale comparó cultivos de maíz, soya y trigo orgánico producido con labranza ligera con los mismos cultivos cultivados con la cero labranza, pesticidas y fertilizantes sintéticos.

En un segundo estudio de tres años, Teasdale cultivó maíz con la cero labranza en las mismas parcelas para ver cuáles tuvieron los suelos más productivos. Él descubrió que las parcelas donde crecieron los cultivos orgánicos tuvieron más carbono y nitrógeno y rindieron 18 por ciento más maíz que las otras parcelas.

Lea más sobre la investigación en la revista 'Agricultural Research' de julio 2007.

Última Modificación: 7/10/2007
Footer Content Back to Top of Page